lunes, 9 de enero de 2012

La Muerte siempre sin Tabú

Os presento a José Antonio Senovilla, del blog Pensamientos JFS. Seguramente muchos de vosotros ya le conocéis. El año pasado tuvo una idea estupenda, y es escribir una entrada sobre la temática de cada uno de los blogs que visitara, siendo todas distintas. Fomentando de esta manera nuevos intercambios entre todos nosotros. Hoy, visita este blog y el tema escogido ha sido, su visión sobre la muerte.

Aquí dejo la entrada que ha escrito. Espero que os guste tanto como a mi.


La Muerte siempre sin Tabú

El Peregrino de la Blogosfera llega por fin al rincón de Maria Eugenia y lo hago con las ganas de escribir y meditar sobre la temática tan especial que toca siempre este blog desde la reflexión.

Comenzaré diciendo que una parte espiritual de mi ser me dice que tiene que existir algo más allá cuando nos llegue la despedida de este mundo, la religión influye mucho en este pensamiento y sobre todo la confianza en que esta larga existencia que nos da la vida no puede perderse por el mero hecho de culminarla con la muerte.

Por otro lado una parte racional de mí me muestra día a día que cuando la muerte llega todo se acaba, todo se termina y cabe la posibilidad de que realmente ya no exista nada más para la persona al cruzar el umbral del fin de sus días.

Esa lucha constante por pensar en la muerte tiene en nuestras vidas una influencia que a veces es capaz de cambiar nuestra forma de vivir y otras es un ancla para nuestra felicidad.

Este año falleció el abuelo y para mis pequeños fue un momento crucial para comprender con inteligencia lo que es la muerte y lo que conlleva tanto para la persona que se va como para los que se quedan.

Ellos dieron una despedida a su bisabuelo viendo la cruda cara que deja la muerte en un ser vivo, ellos confiaron en mis palabras y convencido de que al no existir miedo y ocultismo en algo tan cotidiano que van a tener que ver a lo largo de sus vidas dio sin duda el resultado buscado.

Durante unos días el tema fue sobre la muerte, sobre la vida, sobre la vejez, sobre los que se mueren pronto, sobre los que se mueren más tarde, conversaciones con pequeños de gran transcendencia y aprendizaje que lo mejor de todo fue afrontarlo sin tabús desde el primer instante y obtener los mejores resultados para entender el momento de un adiós definitivo a un ser querido.

Y es que amigos lectores para un servidor la muerte está llena de oscuridades que nuestra sociedad crea sobre ella e inculcamos sin querer miedos y dudas a nuestros hijos que conservarán por desgracia durante mucho tiempo, por ello que la mejor opción es siempre la verdad y tratar ese momento de dolor, de duelo, de perdida con la misma claridad que explicamos y aleccionamos sobre el bien y el mal a nuestros hijos.

Yo aún recuerdo mi primera visión de un muerto, tenía 9 años y era mi padre tumbado sin vida en la cama y mis labios dando un beso en su mejilla mientras con lágrimas le decía un “adiós papá”, instantes que están presente siempre en mis recuerdos y que sirvieron para que aquella misma noche entendiese el poder de la muerte, lo que puede hacer esta con cualquiera de nosotros en cualquier momento y lo que significa un último adiós a un ser querido.

Qué importante fue en mi vida el poder despedirme de mi padre de esa forma, de no haber sido así, de haber existido tabú en mi educación o miedos infundados al enfrentarse a una cruda realidad, no sé lo que habría aprendido sobre un hecho que está presente a lo largo de nuestra vida con excesiva frecuencia.

Después he visto muchos muertos, unas veces por circunstancias laborales, otras por ser familiares y lo cierto es que el dolor no se apaga, el duelo siempre está presente, pero no hay miedo, conozco los efectos de la muerte y sé que es lo único en este mundo que no tiene vuelta atrás por muchas lágrimas que derramemos.

Así que mi espíritu sigue en una constante búsqueda de un después especial para cuando nos llegue la hora de partir, pero mi parte más racional me dice que es aquí y en esta vida dónde tenemos que dar todo y aprovechar cada segundo de nuestra existencia.

Gracias por tu invitación y la calurosa acogida que me has dado en esta invasión.

Gracias a ti, por escribir desde el corazón sobre un tema tan delicado y hacerlo con ternura. Ha sido un placer leerte y que hayas participado en este rincón.


La imagen está tomada del blog de José Antonio Senovilla, y de su iniciatica Senovilla Peregrino en la Blogosfera.

56 comentarios:

JOSE ANTONIO FERNÁNDEZ SENOVILLA dijo...

Abrir el corazón con los amigos es lo más reconfortante que nos puede suceder, conseguido eso, hacer el artículo fue mucho más sencillo.

Un abrazo agradecido y mañana estarás en mi rincón para que más amigos te conozcan y vean la gran labor que realizas en tu rincón.

ion-laos dijo...

Para mí somos energía, y ni se crea, ni se destruye, sólo se transforma. Asi es como veo la muerte, el cuerpo desaparece, pero nuestros átomos, moleculas se esparcen por el aire y seguimos existiendo de otra manera.

Besos!

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola José Antonio

Muchas gracias por tus palabras.

El honor y el placer son míos. Poder aprnder de los demás es una gozada y hoy lo he hecho al leerte.

Gracias de nuevo por tu agradable visita.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Ion

Sí, somos eternos. Nada se destruye porque somos energía. Lo único que cambia es el cuerpo que elegimos cada vez que encarnamos. Siempre es el más adecuado para llevar a cabo nuestro aprendizaje.

Besotes.

Remei dijo...

Gracias a los dos por este regalo...un tema tabú tratado con la más absoluta normalidad.
La muerte es parte de la vida, como la miel a las abejas, o el mar al salitre...
El miedo y la oscuridad está más presente en la vida que en la muerte, es mi vana opinión.
Un abrazo.

Oasis dijo...

Energías que se transforman y forman cuerpos, mentes, emociones. Energías de una esencia que yo llamo Conciencia y la vida nos da la oportunidad de experimentarla, pensarla y sentirla.

Aprender a vivir la vida.
Aprender a morir la muerte.

Gracias por seguir dándonos hilos de reflexión donde unir nuestros corazones.

Besabrazos energéticos

MARYCARMEN dijo...

MA. EUGENIA COMO ESTAS. FELIZ 2012, LO MEJORNO SE AL VIVIR LA MUERTE DE MI MADRE HACE 3 MESES, ME VIENE A LA MENTE UNA DUDA TREMENDA A DONDE SE FUE?, COMO ESTA?,COMO SE SENTIRA?, QUE PENSARA?, ME VERA? ES INEVITABLE SENTIRME CON TANTAS PREGUNTAS Y QUISIERA QUE TU , EXPERTA EN ESTE TEMA , ME DIJERAS QUE HAY MAS ALLA?,MUCHAS GRACIAS!UN ABRAZO!

Oscar dijo...

La muerte, esa gran desconiocida de la que nos hacemos millones de preguntas..

Marce dijo...

El ser humano tiene que buscar atrezzos que le ayuden a pasar por la vida con intensidad y pasión, sin los protocolos inventados en cada civilización sobre la muerte, el peregrinaje vital sería, en muchas ocasiones, imposible e insoportable, pero creo que todo y lo único que tenemos es la vida. Como decía el maestro Kanamori: "Sólo tenemos una vida, vivámosla con alegría" Un abrazo
(http://elmitodelataberna.blogspot.com/2011/12/maestros-y-otros-bichos-raros.html.

Morgana dijo...

Está claro que cada uno tenemos nuestra propia visión sobre la muerte, lo importante es encararla con respeto y ternura tantao para los que se van como para los que se quedan de duelo.
Senovilla, ha sido un placer volver a leerte.

Diazul dijo...

Creo que es bastante dificil entender la muerte, mucho más cuando no se ha vivido de cerca, y pues inevitablemente el miedo hacia ella siempre esta ahí..Estoy de acuerdo en que debe ser un tema que se deba tratar en familia y como dice el Señor Jose Antonio Senovilla, hacerlo con la misma claridad como se tratan otros temas.

Besos.

Amelia dijo...

¡Felicidades José Antonio! es muy buena tu entrada. Tu visión particular de la muerte viene influenciada pienso por la pérdida tan temprana de tu padre.
Mira, yo soy madre de dos nenas, tengo 39 años y le he confesado mil veces a MªEugenia que su blog es para mí una fuente inagotable de información que rodea la muerte, la última fase de nuestra existencia.
Yo no he visto jamás a una persona fallecida, he estado presente en velatorios de mis cuatro abuelos, tíos abuelos, algún vecino, pero jamás he sido capaz de ir recorrer las cortinillas y mirar, por una sencilla razón, pienso que la persona que ha fallecido ya no esta en la caja mortuoria, no lo esta. Soy muy aprensiva y sé que cuando me toque a alguién muy cercano estaré allí a su lado para despedirme pero solo con los míos, no preciso de ver a nadie más, porque prefiero recordarles en vida y no tener esa imagen en mi mente.
Creo que somos energía y quién te ha amado estará contigo en tu corazón mientras vivas y creo que también están un tiempo a nuestro alrededor, yo lo quiero pensar y nos ayudarán a pasar el duelo.
Mira este fin de semana de Reyes, falleció una gata que tenían mis suegros más de 10 años, las nenas la querían un montón y a la pequeña la dije que se fué al cielo pero a la mayor le expliqué que era una gata ya mayor y encima había enfermado y que su función aquí en la tierra había acabado y que su energía seguiría avanzando y que ahora ella ya no sufría y estaba feliz. ¿no crees que no es necesario enseñarle la gata tiesa como la mojama?
No obstante, me encantó tu entrada.
Un beso para tí y para mi MªEugenia querida.
Amelia.

METAMORFOSIS dijo...

Hola Maria Eugenia, me ha parecido interesantísimo el artículo de Jose Antonio Fernandez Senovilla, pero sobre todo lo que el hace, eso de escribir sobre cada blog.
Muchas gracias por darmelo a conocer a través tuyo.
Y sobre la muerte....pues que decir, que cada uno la encara de una manera y puede ser que sea por cómo nos han educado frente a ella, aunque también después, de adultos, podemos cambiar nuestro punto de vista, como he hecho yo.
Un beso enorme.
Una entrada fantástica.

Chary Cirujano dijo...

No sé realmente lo que hay tras la muerte, ella y yo no nos llevamos demasiado bien. Se ha llevado personas muy importantes para mi y lo ha hecho demasiado pronto.
Nunca les he querido ver en esos momentos, prefiero quedarme con su imagen viva.

Un texto tratado con ternura como lo haces sólo tú querido Peregrino.
Felicidades a los dos y besos a compartir :)

MAJECARMU dijo...

Mi felicitación por esa naturalidad,que muestra Senovilla en sus palabras sobre la muerte...Todo es vida,todo es simple...La misma muerte es simplemente vida,que acaba y sigue en otro nivel..
Mi felicitación para los dos y mi abrazo grande por compartir.
QUE SEÁIS FELICES,AMIGOS.
M.Jesús

JOSE ANTONIO FERNÁNDEZ SENOVILLA dijo...

Con permiso para AMELIA dejo este Vínculo:

http://parapeques.blogspot.com/2008/09/fermin-tiene-que-estar-contento.html

Y es que a tu comentario Amelia está la forma en que cada cual busque dar lo mejor de sus experiencias, para mí creo que los resultados al final son lo que más cuentan, pero estoy convencido de que cada uno tenemos nuestra forma especial de ver todo, los peques perdieron a su Ronaldo:
http://senovilla-pensamientos.blogspot.com/2007/10/ronaldo-mi-perro-fiel.html

Y eran muy pequeños para explicaciones más contundentes, así que al final todo depende de la edad de los niños y de hasta dónde queremos mostrar la verdad de lo que al final es una parte más de nuestras vidas.

Al resto de comentaristas, darles las gracias por sus comentarios y a ti Amelia también que por ti entro al comentario ya que me preguntaste...

Un abrazo para repartir entre todos.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Remei

Pienso como tú, que tenemos más miedo en la vida que en la muerte. Pero no por ello, a muchos de nosotros nos cuesta dar ese paso.

Sí que es una entrada muy bonita y que invita a reflexionar.

Me alegro que te haya gustado la iniciativa.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Oasis

Gracias a ti por compartir tus pensamientos con todos nosotros :D.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Mary Carmen

Al morir cada uno de nosotros pasa al plano que le corresponde. Unos necesitan más tiempo que otros para adaptarse a la nueva situación.

Solemos estar en compañía de seres que nos han querido. Y si, pueden vernos y algunos de ellos, deciden quedarse a nuestro lado hasta que estemos bien o ellos consideren que es el momento de partir definitivamente.

Seguramente, tu madre estará cerca tuyo y te escuchará, oirá y te sentirá. :D.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Oscar

Sí, es la gran desconocida y todos pasamos por ella. Intentemos estar lo mejor preparados para cuando nos llegue, saboreando la vida plenamente :D.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Marce

Estoy de acuerdo contigo, cada vez que encarnamos, sólo tenemos una vida ;). Aunque vivamos más que no recordemos.

Indudablemente, debemos vivir la vida de la manera más plena y dichosa posible. Cuánto más y mejor vivamos, más felices seremos y estaremos más preparados para cuando nos llegue el momento de la partida.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Morgana

Quizá la parte más complicada de la muerte, es vivirla para quienes nos quedamos. Superar el dolor, la angustia o vivirla desde la tranquilidad y la calma.

Estoy contigo, tenemos que vivir la muerte desde el respeto y la dulzura. es un hecho natural que forma parte de la vida. Cuánto más abiertamente lo vivamos, mejor partiremos.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Diazul

Sí, cuánto más claros seamos mejor nos irá. No podemos escondernos de algo que va a suceder.

Si nos preparamos para vivirla desde el cariño, desde el amor, siempre será más fácil para todos.

Es una maravilla leer a Senovilla :D.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Amelia

Me ha gustado la manera en que les has hablado a las niñas de la muerte. A veces no estamos preparados para ver un cadáver, y otras, es necesario hacerlo porque ayuda a superar el hecho de su muerte.

Cada caso es distinto y desde luego, se trata de vivirlo lo mejor posible y sin crear traumas. Bastante doloroso ya es de por si.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Metamorfosis

Me alegro mucho que te haya gustado la iniciativa y antes por lo menos, estaba abierta a todo el mundo. Sólo tenías que apuntarte en su blog.

Es algo distinto y creo que muy enriquecedor. De esta manera, todos aprendemos algo distinto.

Estoy contigo, nos han educado de una manera determinada en cuanto a la muerte y a otros temas. Cuando somos adultos nos corresponde decidir si sentimos y creemos lo mismo que nos enseñaron o tenemos otra visión de lo que ocurre en nuestra vida.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola María Jesús

Gracias a ti por tus palabras y tu comentario.

Me ha gustado mucho D:, asi que no voy a añadir nada más a lo que has dicho.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola José Antonio

Una vez más, gracias a ti por regalarnos tu presencia, tu entrada y tu participación :D.

Besotes.

Carmen Rosa dijo...

Hola MARÍA EUGENIA
Desde mi punto de vista creo que Senovilla ha hecho una excelente entrada. Estoy de acuerdo con ´el en que el tema de la muerte debe ser tratado sin miedos ni prejuicios enfrentando la realidad, por supuesto de la manera más adecuada a cada edad, pues muchas veces en el intento de "proteger" a una persona sea niño o adulto, se le oculta la verdad lo cual a la larga, puede ser contraproducente.
Creo que la característica de Senovilla, a quien conozco hace tiempo pero debo confesarlo, visito no tan seguido, es esa: abrir su corazón y hablar con sinceridad lo que siente.
Mis felicitaciones y un abrazo a los dos.

La Abela dijo...

Muy interesante, no me parece necesario saber de la muerte, tendemos que vivir primero ¿no? entonces nuestra energía y nuestras vivencias nunca morirán..viviremos en la mente y en recuerdo de quien nos amó o de quién nos admiró. Un saludo a los dos.

atlantida dijo...

Que bonita entrada de el Sr. Jose Antonio, y que mejor lugar que en tu blog querida Ma. Eugenia.
Aqui llega uno se instala comodamente con una taza de te o de café y nos paseamos por las maravillosas imagenes que nos regalas en tus textos, dejando mucha paz en nuestro ser.
En cuanto a la muerte... hoy siento que he crecido un poco en el aprendizaje sobre ella, gracias a ti querida amiga, hoy ya no tengo temor hoy se que cada día vamos muriendo un poco, porque estamos asimilando el aprendizaje por el cual decidimos venir a esta vida, con este cuerpo y con nuestra amada familia que hemos escogido para nuestro aprendizaje de vida.
Hoy me siento diferente gracias a ti y tus maravilloso blog.
te dejo mi cariño,mi gratitud y un calido y enorme abraazo.

Liliana G. dijo...

Muy buena la exposición de José Antonio, muy conmovedora y tierna.
Para la sociedad, la muerte sigue siendo tabú en lugar de ser un hecho natural en la trascendencia del ser humano.
Acompañar a otros (especialmente a los niños) es de vital importancia para sosegar el espíritu en el momento de la pérdida. Porque tampoco nos engañemos, todos sentimos dolor cuando nos tenemos que despedir de un ser querido.

Felicitaciones a José Antonio y mil gracias, María Eugenia, por compartir esta nota.

Besos para los dos :)

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Carmen Rosa

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Se nota que lo ha escrito con el corazón.

Y también comparto con vosotros que debemos acercarnos a la muerte desde la naturalidad, hacerla tan visible como la vida, pero sin crear traumas innecesarios.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola La Abela

Estoy contigo en que debemos vivir, siempre :D y disfrutar al máximo de la vida. Pero eso no quita para que nos preparamos para la llegada de la muerte. Un hecho que por mucho que escondamos la cabeza, siempre llega.

Apuesto por la vivir la vida con alegría, ilusión, positividad y amor. Y la muerte, con naturalidad y de la mejor manera que sepamos.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Atlántida

Qué bonito es lo que comentas. Me alegro mucho por ese cambio y ese aprendizaje. Es fantástico y ahora soy yo la que aprende de ti, ¿no es maravilloso?

Me alegro que te haya gustado la entrada de Senovilla.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Liliana

Desde luego, el que estemos preparados para la llegada de la muerte no significa que no sintamos dolor ante la pérdida o ausencia. Nos ayudará a llevar mejor el duelo y a vivir esta experiencia desde una cierta tranquilidad. El dolor, será más suave, pero estará presente.

Muchas gracias por tus palabras y me alegro que te haya gustado la entrada de Senovilla.

Besotes.

MEN dijo...

Yo prefiero no pensar en ella, porque aunque tego claro que somos energía me sigue asustando. Con mis hijas prefiero no hablar del tema no quiero transmitirlas mis miedos y siempre le quito importancia. Espero algún dia estar del todo preparada.
Enhorabuena a los dos por este intercambio de energías, es una experiencia nueva. Me ha gustado disfrutarla. Un bessito

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Men

Seguro que cuando llegue el momento, y que sea dentro de muchísimo tiempo, estarás preparada. Será más fácil de lo que piensas. En esos momentos estamos rodeados de seres queridos que nos guían en el tránsito, además de tu propia preparación. Aunque hagamos el viaje sólos, tampoco esta vez nos dejarán de guiar, proteger, mimar y amar.

Me alegro de que te haya gustado la entrada de Senovilla.

Besotes.

Laura de Bife dijo...

El post del Peregrino Senovilla es excelente y con una postura muy natural sobre la muerte.
Lo cual considero totalmente correcto y coherente, ya que todos los seres vivos, inevitablemente vamos a morir.
Pero no es algo que yo en lo personal tenga asumido realmente. Frente a la muerte, me puede el dolor y no la razón...
María Eugenia: Ha sido un gusto conocer tu Blog!
Saludos y felicitaciones a vos y a José.
Lau.

campoazul dijo...

Para mi la muerte no es un tabú, pero he de reconocer que no me atrae nada, sé que forma parte de nuestra existencia y que en ella acabamos todos sin remedio, sin embargo me asusta.
Lo que si veo bien es estos movimientos de gente por los blog, es una manera de conocer a gente y sus ideas.

Un saludo José Antonio.

Besitos.

María dijo...

¡¡Vaya dos amigos reunidos en un blog!! ¡¡meeencanta!!

Me alegra ver EUGENIA que hayas invitado a tomar café en tu casa a JOSE ANTONIO... yo le sigo de reojo ( como a ti) porque ya sabes lo justa que voy siempre de tiempo pero sí... es la tercera vez que coincido con él en su peregrinaje por blogs que visito, esto que ha escrito en el tuyo, suena a muy de verdad. Hablar de la muerte para muchas personas no es fácil.

Para mi nunca ha supuesto un asunto especialmente doloroso, ni preocupante hasta que falleció mi padre, ahí fue la primera vez en mi vida que la viví desde cerquita y aun cuando ha sido de las cosas más dolorosas que me han tocado, me ha ayudado a pensar de forma diferente sobre ella... creo que en le fondo, no es más que otro estado, otras forma de estar, sin estar... no lo sé, creo que ya te lo he comentado, a mi me gusta pensar que los que se van, no lo hacen nunca del todo...siguen con nosotros sólo que de otra forma.



Un beso enoorme para ti EUGENIA y un abrazo a SENOVILLA.



Feliz día bonita.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Laura

La muerte nos asusta, quizá porque pensamos que es el final, por el miedo a sufrir, por sentir dolor... Cada uno tienes sus razones.

Creo que la mayoría nos acercamos a este mundo con temor y miedo. Cuánta más información sepamos y más informados estemos sobre ello, en teoría, siempre será más fácil abordarla.

Encantada de conocerte y me alegro que te hayan gustado la entrada y el blog.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Campoazul

Sí, es una bonita iniciativa la que lleva a cabo Senovilla y no es la primera. Se que ha hecho más, ésta es la segunda en la que participo. Seguro que habrá más.

La muerte queremos o no, nos asuste o no, como dices, forma parte de nuestra vida. Cada uno elige cómo vivirla y afrontarla :D.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola María

Se que estás muy ocupada y es una gozada poder verte por aquí. :D.

En mi caso, es la segunda vez que participo en las iniciativas de Senovilla, la anterior fue la de la Fe.

La muerte aunque la vivimos de la mejor manera posible, siempre deja un poso amargo y de dolor por la ausencia de los seres queridos.

Estoy contigo, aunque se marchen, la mayoría de las veces permanecen cerca nuestro, mostrándonos su cariño y amor.

Creo lo mismo que tú, que Senovilla lo ha escrito desde el corazón.

Besotes.

Yacoriki dijo...

La abuela Primitiva se marchó en Marzo pasado con la excusa de un cáncer. En nueve días preparó el viaje. La muerte fue la llave que la abrió la puerta de la verdadera vida. En esta bandada nos gusta creer. La muerte y la vida eterna son reales y es física que la ciencia no sabe explicar. Las religiones ayudan a superar el trauma de esa ignorancia y ayudan al individuo, pero al colectivo, pueden y le hacen daño. Para terminar, no me hagan mucho caso. Soy un loro.

atlantida dijo...

Amiga linda, se que e aborchonan los elogios... pero es algo que no se pude evitar, ya que estar cerca de ti es llenarse de luz y aprendizaje, es vestir la piel con la paz que dejas en tus palabras y textos,asi que nuevamente gracias y nunca dejes de enviarnos esa luz que irradias.
besitos y bendiciones querida amiga.

Adrián J. Messina dijo...

Sabía que aparecería por aquí el gran Senovilla. El peregrino se hace sentir en la blogósfera con una entrada y un pensamiento locuaz y sabio.

Me alegra leerlos a ambos.

Un abrazo

Salva dijo...

Felicidades a Senovilla por su articulo.
Me alegra que se trate el tema de la muerte sin tabues.
La vida y la muerte forman parte del mismo proceso. En el momento en que nacemos empezamos a morir.
Un beso Maria Eugenia.

Canoso dijo...

La muerte es lo único cierto en esta vida, cuanto antes sepamos aceptarla, mejor.

Buen peregrinaje.

Besos y abrazos respectivamente.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Yacoriki

Siento la pérdida de tu abuela. Por lo que cuentas era una gran mujer, preparó su viaje y pudo dejar atrás ese cáncer que le lastraba.

Me ha gustado mucho tu manera de hablar de la vida y la muerte.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Atlántida

Mil gracias por tus palabras, las acepto porque se que las dices desde el corazón.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Adrián

Tienes toda la razón del mundo. Leer a Senovilla es todo un lujo, al igual que su presencia en el blog.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Salva

Pues si, la vida y la muerte van juntas de la mano y forman parte de un todo.

La entrada de Senovilla si que es especial.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Canoso

La muerte desde luego es un proceso por el que vamos a pasar todos, y como dices, es mejor estar preparado.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Chary

No te he contestado antes porque tu comentario no aparecía. Estaba en spam y ya está en el lugar en el que debía.

Lamento tus pérdidas, pero hablar de la muerte, de nuestra preparación, de la vida que sigue después de la pérdida, forma parte de mi vida y la de este blog.

Besotes.

kasioles dijo...

Mis saludos a los dos.
He leído lo escrito por José Antonio y le admiro por la forma o el convencimiento que tiene de afrontar la muerte.
A mí, desde pequeña, me la han ocultado, era una forma de educación.
Ya de mayor y con hijos, he visto a mi padre muerto, ahí empecé a darme cuenta de lo que era la muerte. Años más tarde, ya conocéis lo de mi madre y todo lo que me está costando afrontar su muerte.
Tengo mis dudas sobre lo que habrá tras ella, pero sé que somos energía y eso puede que mantenga mi esperanza de abrazarlos algún día.
También ignoro cómo será el abrazo de energías, pero yo creo que el amor y el cariño tienen que persistir en la eternidad.
Prefiero seguir soñando despierta.
Os dejo abrazos y cariños a los dos.
kasioles

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Kasioles

No lo dudes el amor es eterno, al igual que nuestras almas y nos reencontramos siempre a lo largo del camino de todas las vidas que vivimos.

No importa si crees en lo mismo que yo. Lo importante es lo que tú sientes y cómo te llega. Y el amor es la energía más poderosa que existe y une, abraza, sana y cura.

Besotes.