lunes, 20 de febrero de 2012

Anécdotas sobre señales de los seres que nos rodean

En una de las entradas anteriores, prometí a Ion-Laos del blog Tierra de violetas, que contaría una anécdota sobre las señales de los seres que están a nuestro alrededor y cuesta ver.

A lo largo de mi vida, he vivido, vivo y viviré, al igual que todas las personas, señales más o menos claras de los seres que están con nosotros. A veces las vemos con facilidad, otras pasan desapercibidas y en ocasiones, lo evidente desaparece ante la mirada de la razón. Voy a contaros una de éstas últimas.

Todo comenzó un día cualquiera, cuando al apagar la televisión, ésta volvía a encenderse. Al principio, no le di importancia. Era sólo de vez en cuando. Fueron pasando los días y comencé a notar que tras apagar la tele con el mando, se oía un clic y volvía a encenderse. Pensé que el mando estaba mal y cambié las pilas.

Daba igual el nuevo mando, las pilas; la tele tenía vida propia. Decidí llamar al servicio técnico pero al final no lo hice porque la televisión volvió a comportarse con normalidad durante un tiempo, hasta que de nuevo volvía a encenderse sola ya hubiera mando o pilas nuevas.

Un día una gran amiga mía, me dijo al leerme la mano, que había un niño conmigo que estaba intentando ponerse en contacto conmigo pero que yo no le estaba viendo y que estaba intentando llamar mi atención de varias maneras. De repente, pensé en todo lo que había estado ocurriendo con la tele. 

Pensé en que había actuado todo el rato desde la mente analítica y racional, yendo paso a paso, pero se me pasó lo más importante, cuando era evidente, había dejado aparcada la intuición. No es habitual en mí el hacerlo, pero pasa. Suelo trabajar las dos, la lógica y la intuición, es básico su equilibrio. Conecté con el niño, le pedí perdón por el no haberle visto, por no haberme enterado de su presencia. Me comentó que era un guía, que estaría un tiempo conmigo y después de realizar su trabajo junto a mi se marcharía. Y es lo que hizo.

Esta situación me sirvió para estar más atenta aún a todo tipo de señales. Tengo presente ambas herramientas y observo lo que ocurre usando la lógica y la intuición y, además, dejo abierto el canal que soy. Parece que desde entonces, o las señales que envían han ganado en claridad o es que he ido ampliando mi canal de percepción, porque ya no ha vuelto a pasar.

La última señal que he tenido o vivido, fue esta semana pasada. Acababa de salir de trabajar, hacia frío e iba caminando rápido por la calle. En una esquina vi a un grupo de personas que estaban hablando mientras esperaban que se pusiera el semáforo en verde. No podía oír lo que decían.

De repente, escuché unas frases dichas con rapidez, quise saber lo que decían pero no entendí nada, era una especie de cuchicheo rápido. Me chocó, la voz era clara y nítida, como si hubiera alguien a mi lado o justo detrás mio.

Mi parte lógica y mental que es muy fuerte, me obligó a mirar hacia delante buscando a la persona que hubiera podido hablarme casi al oído. No había nadie cerca. Giré la cabeza hacia atrás, seguía estando sola. 

El escuchar y no entender lo que decían me hizo estar alerta a lo que podía encontrar camino a casa. No ocurrió nada extraño. Una vez más, estas señales sirven para que permanezca atenta a ellas e intente descubrir su significado, sin olvidarme de la lógica y la intuición.


La imagen de la foto está sacada de internet y desconozco quién es su autor.

36 comentarios:

MAJECARMU dijo...

M.Eugenia,gracias por este post,que nos abre los ojos y nos hace ver la necesidad de estar a atentos a todo lo que ocurre a nuestro alrededor...Sin duda hay ciertas señales y llamadas de atención,que son verdaderos milagros...
Mi gratitud y mi abrazo grande,amiga.
FELIZ SEMANA Y GRACIAS POR TU AUTENTICIDAD.
M.Jesús

Jabo dijo...

Gracias Maria Eugenia por explicarnos de forma sencilla algo tan personal y relevante como lo que has publicado. Jabo

ion-laos dijo...

Hola Maria Eugenia

Gracias!!

Ainssss, qué quieres que te diga? Jajajaja. Tropecientas señales a lo largo del día y qué complicadas son algunas verdad?

Esta tarde, en un momento que he cerrado los ojos he hecho un astral sin darme cuenta y he visto una flor enorme de color verde que se abría y habia un bebé, asi que cuando te he leído ahora, buffff...luego he visto una farola antigua iluminada y despues, unos viejecitos hablando, supongo que era una contestación a lo que estaba pensando en ese momento.

Y otra cosa, qué fuerza extraña, me empuja a fijarme en las manchas de los espejos de mi habitación y hacer fotos? Pues hete aquí, que las hecho y a los pies de mi cama tres figuritas pequeñas, mujeres, vestidas de color blanco muy juntitas ellas orando y detrás dos rostros de hombre algo extraños, se me han figurado que era Eloíms, una especie de ángeles superiores o inferiores, no sé, algo he leido, pero no estoy ducha en el tema, y por supuesto en otras fotos mis guías con su capucha, su barba y bien guapos que son, y la presencia femenina, que no sé por qué, será la intuicion, como lo de los Eloims, que es la mamá de A.

Y anoche me acosté a las doce y media y vete tú a saber me fije bien en la hora, pues esta mañana tenia las doce y cinco que a esa hora estaba con mis oraciones. La primera vez que me lo adelantan, y mira que les pido que me digan qué significa esto y nada, no doy con ello.

Estas señales me gustan más que las de tráfico, las estoy disfrutando y me siento muy afortunada por ello, y agradecida de haberte encontrado y soltar el tostón aquí, que esto cualquiera no lo entiende.

Besos!!!

Gema dijo...

Yo soy muy de intuiciones por lo tanto creo mucho en el tema este de las señales, lo que pasa es que en muchas ocasiones no se interpretarlas... se que luego hay un algo porque siempre pasa algo pero ya te digo que al principio no se por donde van los tiros.

Imagino que mi intuicion tendra que ir desarrollandose poco a poco para poder entender bien esas señales.

Besitos

atlantida dijo...

Ma. Eugenia:D amiga no sabes cuanto agradezco todo lo que nos compartes, par ami es como ir abriendo una ventana hacia algo que veía sin ver... tal ves tengo algo de intuición y no se como canalizarla o entender pero pongo atención a todo lo que nos compartes... te cuento que en casa sucedían estas cosas con las tv, se apagaban solas o encendían eso duro mucho tiempo estaba mi hija junto a nosotros todavía, fotografías que se caen o cuando estaba acostada sentía que alguien se sentaba en la orilla de la cama, la sensación de que esta alguien atrás de mi en casa, o esas sombras que pasan rápidamente de un lado a otro.hace poco volvió apagarse mi tv en varias ocasiones, no me da temor jamas me a dado temor.
ahora menos porque me ayuda mucho conocer y aprender a través de tus textos.
¡gracias amiga que dios te bendiga!
te quiero un besito para ti.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, María Jesús

Todos vivimos rodeados de señales, y aunque a veces sean claras, no siempre somos capaces de verlas o no le damos importancia.

Si son una especie de milagros :D.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Jabo

De nada, las promesas están para ser cumplidas :D.

Me alegro que te haya gustado la entrada.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ion

Te lo había prometido y de paso que veas que todo tiene un proceso, que a veces no es tan rápido como nos gustaría. Y eso que se supone que tengo más rodaje, ajajajajajaja. Y ya ves, jaajajaja.

Estas señales no son tan fáciles d entender como las de tráfico y algunas tampoco lo son.

La paciencia, saber distinguir qué es lo que vemos y sentimos y dejarnos llevar, son piezas fundamentales de este puzzle.

Nada, a seguir trabajando como lo estás haciendo. Poco a poco, irás encontrando la información que necesitas y no la que buscas ;). Ellos mandan :D.

Nada de dar el tostón. Aquí podemos hablar de todo, para eso está el blog, para expresar y entender lo que nos pasa y de paso, aprender más sobre el tema, y la primera yo. Que aprendo un montón leyéndoos.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Gema

No te creas que sólo es cuestión de intuición. Indudablemente, debemos estar abiertas a ver y percibir. Otra cosa es que a pesar de estar en el camino y ver las señales, sepamos qué significan. Muchas veces nos enteramos una vez que han pasado situaciones que nos abren los ojos.

La paciencia, el estar abiertos y saber que recibiremos la información que necesitemos y no la que queramos, hacen que tomemos las señales como son, pequeñas pistas que pueden ayudarnos en nuestra vida.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Atlántida

Sí, a veces pasan esas cosas que comentas. Las presencias se hacen notar de muchas maneras distintas. Lo importante es saber distinguir si son positivas y amorosas, como es tu caso.

Me alegro que aquí encuentres pistas para poder entender lo que a veces sucede en tu vida.

Besotes.

MARYCARMEN dijo...

MA. EUGENIA, QUE TAL?,DE VERDAD QUE CADA APRENDO EN TU BLOG , ES MARAVILLOSO Y ME ENCANTA QUE NOS CUENTES QUE TE SUCEDE, NO SE SIENTO UNA GRAN CARIÑO HACIA TI SIN CONOCERTE FISICAMENTE, ERES UN ALMA ESPECIAL, ME IDENTIFICO CONTIGO.DESDE MEXICO TE MANDO UN ABRAZO Y ESPERO TU SIGUIENTE RELATO.BESOS.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Mary Carmen

Mil gracias por tus palabras llenas de cariño. Me alegro que te sientas bien en el blog, eso es algo que conseguimos entre todos. La buena energía se nota.

Qué mínimo contaros lo que me pasa, lo bueno, lo malo, mis errores, mis aciertos, de todo un poco. Nadie es perfecto, jaajajaja.

Es un placer aprender junto a todos vosotros.

Besotes.

Remei dijo...

susceptible letingBueno, veo que no soy la única a la que le "pasan cosas" este hecho, la verdad es que tranquiliza un poco, aunque mantener la calma y ser natural es lo que realmente ayuda.
Son muchas anécdotas, nunca las he contado, solamente a mi marido, que anda medio asustado siempre por casa, pero es porque teme a lo desconocido.
Temo más a los vivos que a los muertos...
Besos y gracias por compartir esta anécdota.

susana dijo...

Qué interesante. Yo también siento cosas pero no me atrevo a hablar mucho de ello, no vayan a pensar que estoy loca. Un beso.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Remei

Cuando te apetezca, tienes carta libre para contar lo que te apetezca en este blog. :D.

Se que no es fácil contar este tipo de cosas y que no nos miren pensando que estamos locas. Pero si hablando de ello, podemos ayudar a otras personas que pasan por lo mismo, es estupendo.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Susana

Eso es algo persona, me refiero a contarlo. Quizá como en mi caso siempre he contado lo que he visto, no he tenido problemas.

De todos modos, si en algún momento te apetece hablar de lo que ves o sientes, tienes aquí un lugar para hacerlo.

Besotes.

campoazul dijo...

Ya ves...! Habrá tanta señales que dejemos escapar por no saber interpretarlas o porque nos negamos a aceptarlas con la mente abierta... Buf
Sera cuestión de estar mas atenta... porque es muy interesante.

Besitos.

María dijo...

Creo EUGENIA,

que la sensibilidad de cada uno, la capacidad de percibir todo aquello que nos rodea por ínfimo e insignificante que sea a veces depende mucho más de estar atento y receptivo por dentro que tener los ojos abiertos por fuera.

Ya sabes que soy un tanto escéptica a los tipos de señales obvios, claros y personificados en cosas visibles o tangibles, pero sí que creo que de una manera muy sutil a poco que nos fijemos, hay mil señales que nos indican que no estamos solos. Not todos estamos dotados de esos dones que algunos tenéis para visualizar lo que la mayoría no podemos ver, pero no por ello deja de ser algo tan real como cada uno pueda sentir.


Lo razonable y lo real, a veces no van de la mano, pero sí, en cada uno está marcar el límite de todo y valorarlo en su justo punto.


Un beso inmeeeeeeenso cielo.


Me disculpo demasiadas veces, pero es que es cierto, por más que quiero no llego a tantos sitios como quisiera, eso no significa que mi cariño sea menos, sólo que el tiempo es el que es... espero que te lleguen mis señales:-)



Muaaaaaaaakss preciosa.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Campoazul

Pues si, hay muchísimas señales que se nos escapan aunque estemos atentas a ellas. Si estamos despistadas, ajajajaj veremos aún menos.

Es divertido observar y ver qué pasa :D.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, María

No tienes que disculparte por nada. Cada uno tiene el tiempo que tiene y bastante haces con visitarnos :D. Así que, mil gracias a ti.

Por supuesto, todos podemos ver las señales, y las podemos percibir más por dentro que por fuera, como dices. Pero cuando no las percibimos con la intuición, a veces, se hacen más claras y lógicas.

Además cada persona recibe las señales de la manera que pueda verlas más claramente.

Besotes.

ion-laos dijo...

Hola Maria Eugenia, llevo todo el día pensando en lo de tus murmullos, creo que pasaste por un Aleph que es como una especie de realidad paralela en la que pasan o estan pasando muchas cosas y tu pasaste por allí y escuchaste aquello. Esto lo explica muy bien Paolo Coelho en su último libro que lleva este título, además, vienen cosas muy interesasnte. A mí me pasa pero cuando medito o visualizo, sin saber por qué me encuentro estas conversaciones que duran ná y menos.

Besos!

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ion

Gracias por tu interés, pero ya se qué escuché y por qué. Me pasan como esas o parecidas todos los días, a veces son luces, otras conversaciones, etc. Forman parte de mi vida diaria.

Siento que hayas estado dándole vueltas a algo que para mi, es habitual y se cuál es su origen :D. otra cosa es que sepa de manera Inmediata a qué se refieren en cada momento ;). Eso lo averiguo a veces con algo más de tiempo.

Jajajaja, por mi alma y mis dones, me muevo entre dos mundos, por eso conecto y soy canal. No quiero decir que viva constantemente en dos dimensiones porque no es cierto, pero si tengo conexiones con ellas muy a menudo.

Besotes.

M.C dijo...

Hola Maria Eugenia.
Al leer tu entrada me he acordado de algo que me pasó muy parecido a lo que cuentas.
Era tarde y me iba a la cama, así que apagué la tele. Mi costumbre es apagarla del mando y depués del interruptor.
El caso es que la apagué y de repente volvío a encenderse. Me quedé un poco parada pero el caso es que no le di importancia, pensé que igual al coger el otro mando me equivoqué y le di al de la tele, así que la apagué de nuevo y me dispuse a apagar la luz. Pero de pronto me paré en seco y volví a encender la luz y a recordar lo que habia hecho. Era imposible que me hubiera equivocado de mando, pero en el caso que le hubiera dado al de la tele, era imposible que se encendiera ya que la había apagado del interruptor.
Saludos.

Amelia dijo...

La verdad es que contigo vamos descubriendo otra vida paralela que existe y tiene su finalidad.
La verdad es que todos hemos vivido cosas que hemos dicho "que raró" pero hemos continuado, me imagino que cuando estas abierta y predispuesta a entender pues claro observarás mucho más que yo que ando con prisas a todo y no me da tiempo ni a comentar en todos los blogs que quisiera.
Pero en fin da gusto venir a tu casa y leerte, porque yo contigo veo otra realidad que esta ahí y no debemos de temer, sino convivir con ellos y listo.
Un besito.Amelia

Diazul dijo...

Hasta hoy..no creo haber percibido ninguna señal de esos seres que dices nos rodean..mm..tampoco quiero ser receptora de esas señales...ayy..me daría miedito!! .. no creo estar preparada para ello..,. aunque..tal vez ellos eligan a aquellas personas que saben que pueden percibirlos o que pueden ayudarlos tal vez.

Besos..

midala dijo...

Gracias por explicarlo de esta forma tan...relajada que hasta parece de los más normal del mundo!!milll besitosss

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, M. C.

Pues si, es parecido. En mi caso, jaajajaj, duró varios meses. No me extraña que estuviera desesperado el pobre niño.

A veces ocurren cosas que tiene una explicación lógica. Siempre es bueno valorar los dos aspectos, la lógica y la intuición.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Amelia

Jajajaj, a todos nos pasa, ya lo creo. El hecho de estar más atentos son siempre significa que veamos todo, quizá vemos un porcentaje un poquito mayor que los demás, porque estamos acostumbrados o abiertos.

Y el estar ocupados, estemos abiertos o no, también influye para ver más o menos.

No me extraña que no tengas tiempo para nada, con los dos peques y además en Carnavales, bastante mérito tienes de llegar a todos los lados.

Mil gracias por todo y sabes que aquí no pasamos lista :D. Hay épocas en las que se puede más y otras menos ;).

Bestoes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Diazul

Miedo no se siente al ver las señales, o al menos, no lo he tenido jaajajajajaj.

Estoy contigo, creo que ellos eligen la manera de contactar con todos nosotros en función de la apertura que tengamos. Para unos puede ser más fácil percibir un aroma, tener un sueño, ver luces, o escuchar mensajes a través de otra persona.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Midala

Jjaajaj, es que para mi, es lo más normal del mundo. Estoy acostumbrada a ver y sentir señales a diario. Algunas se lo que significan al momento; otras en cambio, necesito que pase algún acontecimiento para descifrarlo y a veces, ni veo las señales y se lo que significan.

Besotes.

La Gata Coqueta dijo...



Pasa un grato fin de semana…

Envolviendo sentimientos
en suaves telas de terciopelo
para elevarlos al universo
entre nubes de caramelo.

Un beso al viento

María del Carmen

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Gata

Feliz fin de semana también para ti.

Besotes.

Carmen Rosa dijo...

Hola MARÍA EUGENIA
Que importante es lo que dices en este post. Pero creo que los seres del otro plano saben que me daría un poco de miedito recibir señales como las que recibes tu, así que me las mandan envueltas en papel de regalo y las percibo de manera menos traumática para mi jajaja y las recibo en sueños o a través de otras personas. También es probable que por eso las señales sean más suaves y me pierda de captar muchas de ellas, pero por ahora nada de sustos jajaja.
Eres un ser maravilloso y te quiero mucho.
Un beso y feliz fin de semana.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Carmen Rosa

Jjaajaja, ya será para menos ;).

Es cierto lo que comentas, cada uno recibimos las señales casi casi diseñadas exclusivamente para nosotros, para que podamos percibirlas sin asustarnos. Aunque a veces, preferimos que sean a través de los sueños :D.

Eres un encanto y un cielo. :D.

Besotes.

carmeloti dijo...

Yo intuitiva hasta decir basta, aunque incrédula de mi misma hasta haberme destrozado mil veces, me gustaría saber canalizar la información de todas esas señales, olores, visiones y sueños. A día de hoy prefiero negarlos, olvidarlos o no prestarle atención pues es más difícil interpretarlos que pensar que todo es azar.
Sé cómo, y cúando, al igual que mi cuerpo siente vibraciones extrañas antes de una sorpresa o cambio.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Carmelotti

Todo es cuestión de observar y sobre todo, de estar abierta a recibir la información. Además, se puede trabajar para disntinguir la mente de la intuición. Te animo a que observes y veas lo que ocurre. :D.

Besotes.