viernes, 15 de mayo de 2015

Date tiempo

La vida es muchas veces una carrera de obstáculos, de barreras y trabas

Afortunadamente, también vivimos momentos de felicidad, de armonía y plenitud.

Es en momentos de crisis, rupturas, enfermedades, muertes de seres queridos, cuando sentimos que nuestro mundo entra en shock, todo se para y bloquea; incluso, podemos experimentar vértigo a todo lo que nos rodea, a lo cotidiano, que a su vez, lleva a vivir un gran vacío interior.
 
Por todo ello:

Date tiempo para sentir.
Date tiempo para pensar, reflexionar.
Date tiempo para ubicarte, encontrarte.
Date tiempo para vivir lo nuevo.
Date tiempo para estar en silencio.
Date tiempo para tener tu propio ritmo diario.
Date tiempo para integrar y asumir los nuevos cambios en tu vida.
Date tiempo para que las heridas sanen.
Date tiempo para llorar, gritar, expresar lo que hay en tu interior.

Date tiempo para mirarte en el espejo y ver quién eres.
Date tiempo para reencontrarte contigo mismo.
Date tiempo para olvidar.
Date tiempo para desapegarte del sufrimiento baldío, de la rabia, la ansiedad y la angustia.

Tómate tiempo para reír. Y si después lloras, no importa. 
No te juzgues, ni critiques.
Date tiempo cuando las cicatrices vuelven a doler sin previo aviso.
Perdónate, no te culpabilices. 
Date tiempo y actúa, ponte en marcha.

Da tiempo a los demás, no todos reaccionamos, integramos y evolucionamos de la misma manera.
Las comparaciones son odiosas y no aportan nada positivo.

Date tiempo para soñar.
Date tiempo para confiar y tener seguridad.
Date tiempo para crear.

Date tiempo para respirar.
Date tiempo para mimarte.
Date tiempo para amarte.
Date tiempo para cuidarte.
Date tiempo para ser tú.

Sólo tú, tienes la llave que abre la puerta que conduce a tu felicidad. No podemos elegir qué experiencias vamos a vivir; en cambio, podemos decidir cómo vivirlas. Somos los únicos responsables de nuestra vida.


La imagen está tomada de internet y desconozco quién es su autor.

28 comentarios:

rocio garreton dijo...

GRACIAS, PERDÍ A MI PAREJA HACE UN AÑO, Y NO HE PODIDO GRITAR MI PENA, EL SE FUE Y LLEGARON MIL PROBLEMAS, Y NO HE TENIDO TIEMPO PARA MI. AGRADEZCO QUE EN SUEÑOS ÉL ME ACOMPAÑA Y VISITA.
GRACIAS SIEMPRE TE LEO, DESDE CHILE, TODO MI CARIÑO.
MACARENA

Mari Carmen dijo...

Esencial darse tiempo, en este mundo donde a menudo la prisa nos invade, ya por costumbre.

Sentirse en paz es el mayor regalo. Y precisamente Aritz me enseña lo que significa, pues su paz ahora la veo por todas partes, hasta en el rostro de sus hermanos. Lo que hay detrás del dolor, malestar, detrás de cualquier suceso, encuentro, desencuentro, persona,animal...es amor y solo con el tiempo, lo comprendemos.

Siempre agradezco tus artículos Maria Eugenia, y el bienestar que nos aportas a tod@s. Feliz vida!

Mari Carmen

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Rocío

No todos los duelos son iguales.

El tener tiempo para nosotros es básico para poder hacer los ajustes necesarios ante las nuevas situaciones que vivimos.

Me alegro que sientas que tu pareja está contigo y sepas que te acompaña.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Mari Carmen

Muchas gracias a ti por compartir tu sabiduría.

Aritz, sigue a tu lado. No se separa de ti. :D.

Besotes, guapa.

marisa porras dijo...

Hola Maria Eugenia.
Parece que tus escritos aciertan con mi situacion....y si, me dare tiempo y dejare que pasen las cosas.
Es curioso como a veces siento su presencia y respira calma....y la trasmite...
Parece otra persona pero agradezco sus visitas.
Muchas gracias Maria Eugenia por tus palabras, das luz.
Un abrazo.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Creo que la mayor prueba de amor, que nos da la vida...es el tiempo para vivirla. De igual forma, nosotros debemos darnos ese tiempo y dárselo a los demás con generosidad...Todo llega, se comprende y evoluciona con el tiempo...Aunque el tiempo sea una ilusión del hombre.
Mi gratitud y mi abrazo inmenso por la claridad y confianza espiritual que nos aportas, M.Eugenia.
Mi abrazo inmenso y mi cariño, amiga.
M.Jesús

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Querida María Eugenia,pacere que hubieras hecho tu entrada para mi,eso es lo que yo hago ahora darme tiempo...poco a poco,espero superar tanto como me ha pasado en poco tiempo,gracias,un abrazo

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Marisa

Al morir cambia nuestra energía, nuestro "pensamiento" y nuestras "emociones". Una persona que en la vida, podía ser muy nerviosa, preocupada por todo, tras su muerte, vuelve a ser paz y calma.

Me alegro que te haya sido útil la entrada.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, María Jesús

Tienes mucha razón en lo que dices. Lo suscribo por completo.

Gracias por tus palabras.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, José Ramón

Vamos tan rápido por la vida que tendemos a olvidarnos de nosotros, de observar y ajustarnos a las nuevas situaciones que se presentan en el día a día.

Deseo que el tiempo que te estás tomando, te ofrezca todo lo que deseas y necesites.

Besotes.

Ilesin dijo...

Todo en la vida tiene su tiempo y momento, pero en nuestro impaciencia no vemos y sentimos que cuando aquello que deseamos aparece es un premio que nos hemos ganado después de pasar por muchas y a veces duras pruebas.
besos

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ilesin

Si, somos muy impacientes. Especialmente cuando las emociones que sentimos son muy profundas, ya sea tras una pérdida o una vivencia dichosa.

El tiempo es oro, y nunca está de más, el invertir tiempo en nosotros mismos. Es una ganancia segura.

Besotes.

ion-laos dijo...

Esas barreras que nos pone la vida son experiencias y aprendizajes, pero algunos entramos en caos, cuando se nos mueve una chispita un ladrillo de nuestros cimientos. Me doy tiempo para la calma y confiar.

Besos muchos María Eugenia.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ion

Claro que si, esos obstáculos son aprendizajes. Y depende de nosotros, superarlos o mirar hacia otro lado.

Tener una crisis o entrar en caos, como comentas, sigue formando parte del aprendizaje personal y evolutivo.

Besotes.

Susana dijo...

Hola Maria Eugenia,
He leído tu entrada cuando lo necesitaba. Mi padre fallecio hace tres meses, fue un proceso muy doloroso. Tus palabras me dan algo más de paz y serenidad. Muchas gracias.
Un abrazo

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Susana

Me alegro que la entrada te haya servido y ayudado.

Los procesos dolorosos, requieren quizá un poco más de tiempo, porque hay mucho desgaste, mucho que sanar y curar, y recomponer.

Te mando un abrazo muy fuerte.

Besotes.

http://azulgenia.blogspot.mx/ dijo...

Hola hermosa Ma. Eugenia :)

Yo he tenido la fortuna de ir tomando mi tiempo en mi duelo ayudada y confortada por tus maravillosos post.



Dios es sabio y nos gua hacia las personas correctas que nos ayudaran agradezco a Dios y a ti la paz y tranquilidad que cada día llega a mi vida sanando mi alma.

Te quiero mucho.

Besos con mi abrazo lleno de gratitud.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Eugenia

¿Me permites que te diga una cosa?

Gracias a ti, por escucharte, gracias a ti por darte tiempo, gracias a ti por confiar y querer avanzar, gracias a ti por luchar a pesar del dolor. Siempre, gracias a ti, por quererte y ser tú.

Besotes.

..NaNy.. dijo...

Hola paso de visita por tu blog me gusta pienso que todo tiene su tiempo pero hay veces que la impaciencia nos puede. saludos

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Nany

Si, la impaciencia nos puede muchas veces. Por eso es importante pararse a pensar, a sentir y a observar qué ocurre en nuestra vida y decidir qué debemos cambiar o ajustar, en el caso que debamos hacerlo.

Besotes.

PEPE LASALA dijo...

Me ha encantado todo lo que aquí has expuesto Mª Eugenia, porque es como un soplo de aire fresco. Hay momentos en los que no estamos bien, pues la vida es un vaivén, y tomarse ese tiempo en todos los aspectos que has descrito es muy importante para ver los problemas de otra forma. Gracias de corazón porque cosas como ésta ayudan y mucho. Un beso y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Pepe

Me alegra mucho que te haya gustado la entrada.

Lo has explicado muy bien. Si, a todos nos viene bien, pararnos a reflexionar y observar cómo estamos y cómo va nuestra vida.

Besotes.

Carmen Rosa dijo...

Hola María Eugenia
Cierto hay que darse tiempo para todo, sin excusas y sobretodo tomar la responsabilidad de nuestra propia vida y la manera como la vivimos. Me encantó tu post, ayuda a reflexionar sobre eso.
Un beso y feliz semana

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Carmen Rosa

Me alegro que te haya gustado la entrada.

Siempre y sin excusas, somos los responsables de nuestra vida. Está en nuestras manos, cómo vivirla, y reflexionar ayuda un poquito :D.

Besotes.

Rosabel dijo...

Hola Maria Eugenia, mi nombre es Rosabel,tu entrada me viene como caída del cielo y no creo en las casualidades sino en las sincronicidades y era lo que necesitaba...mi madre falleció hace un mes y estoy sufriendo lo indecible con mucha angustia y ansiedad,aunque también la siento a mi lado cuando lloro mucho. Intento tomarme tiempo para integrar todo lo nuevo que me está pasando y deseo que llegue el día en el que la tranquilidad y la esperanza vuelvan a mi pero tendré que aprender a darme tiempo y a abrazar estas emociones desgarradoras que me invaden,muchas gracias por existir.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Rosabel

Muchas gracias a ti por compartir lo que estás viviendo. Me alegro que hayas encontrado en la entrada lo que buscabas. Si quieres, también puedes leer más entradas del blog que podrían ayudarte.

Se paciente contigo misma, quiérete mucho y como bien has dicho, date tiempo e irás integrando poco a poco todo lo que estás viviendo.

Besotes.

Stephanie dijo...

Wow. Yo tambien soy de chile y he tenido crisis muy importantes en mi vida y que genial que sientas a tu pareja a tu lado. y que buena relacion tendran para que sigan juntos pese a todo c:

Maria Eugenia Aurensanz - Canal, Médium dijo...

Hola Stephanie,

Creo que tu comentario va dirigido a Rocio Garreton-Macarena. Aunque aparentemente se pueda responder a alguien en los comentarios que hacemos, en la realidad, se muestran seguidos uno de otro.

Besotes.