domingo, 6 de octubre de 2013

Vacío, espera, plenitud

La muerte, una ruptura, el final de un ciclo, aunque lo vivamos de manera positiva, suele dejar un poso de tristeza, entre otras emociones; y abre un vacío interior, un vértigo que inunda todo a nuestro paso, ya se trate de la mente o del corazón.

El vacío interno puede llegar a ser desolador, lo podemos llegar a entender intelectualmente. Podríamos compararlo con vaciar un armario cuando llega el cambio de estación. Vaciamos, ordenamos, cambiamos y de nuevo, llenamos. Eliminando lo que ya no servía, lo que ya se ha quedado pequeño, viejo, inútil.

Podemos aprovechar el vacío para llenarlo de todo aquello que necesitamos, que nos hace felices, que nos nutre y alimenta. Debemos investigar en nuestro interior con qué llenarlo. Necesitamos dos ingredientes esenciales, amor y luz. Amor hacia nosotros, que después extenderemos a los demás; y luz o claridad para ver, percibir, sentir hacia dónde vamos o queremos ir.

El vacío sólo es una etapa, muchas veces necesaria, para poder orden en nuestra vida, hacer un repaso, saber dónde estamos y qué queremos conseguir. Puede sorprendernos el comprobar que aquello que hace unos años era básico en nuestra vida, que era la meta a lograr, ahora no es más que aire, ha quedado atrás. También podemos alegrarnos al comprobar que hemos superado con creces los propósitos que nos pusimos. Lo que nos recuerda que ha llegado el momento de volver a llenar nuestra vida con nuevas perspectivas, enfoques, metas....

El vacío da paso a la espera. Llega de la mano de la paciencia, del orden, del equilibrio, nos exige calma interior. La diferencia entre lleno y vacío es casi mínima. Nos pasamos la vida llenando y vaciando, equilibrando, armonizando.

Si decidimos vivir el ahora, el instante, podemos elegir nuevamente qué dirección ha de tomar nuestra vida, qué es lo que nos llena, qué debemos disolver o ha quedado obsoleto.

Llenar el vacío con vida, alegría, positividad, esperanza, amor... está en nuestras manos. Tenemos la llave que alberga todas las emociones y sentimientos. Está en nuestras manos la llave que abre todas las puertas. Se trata de ser valientes, de conectar con nuestra esencia, de saber escucharnos, y al hacerlo, descubriremos que llenar el corazón se hace sólo, no requiere grandes esfuerzos, se realiza de manera natural, sencilla y abierta. Porque para llenar sólo necesitamos querer, desear, aceptar, integrar y amar.

Os invito, me invito, a llenar la vida de propósitos que estén alineados con nuestra esencia, con nuestra alma, con nuestro yo, con todo aquello que nos proporcione felicidad interior y fuerzas para superar y vivir con alegría esta vida llena a veces de demasiados obstáculos.


La imagen está tomada de internet y desconozco quién es su autor.

38 comentarios:

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Esa ruptura no es en realidad ruptura, sólo un silencio entre las voces de cada tiempo...



Gracias.
Un fuerte abrazo.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola a los dos,

Si, es un paso que lleva a poner orden. :D.

Besotes.

sara dijo...

Hola Maria Eugenia.
Gracias por dar luz en el camino.
Pero se les hecha tanto de menos.
Un beso muy grande. GRACIAS.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Sara

Si, lo se. Les recordamos, sentimos su ausencia y les echamos de menos. y a la vez, les hacemos partícipes de nuestra vida, les incluimos en lo que hacemos y celebramos.

Mil gracias, guapa :D.

Besotes.

sara dijo...

Hola Maria Eugenia.
Desde pequña la navidad era temida en mi corazon mis amigas eran tan felices.. yo nunca olvide ese 22 de diciembre.Y ahora el dia del Pilar cuando se puso mi padre tan malito le durmieron y el dos de noviembre los medicos programaron su muerte parecia una pelicula, el fue con dolor de espalda, de estar tantos dias se encontro con una neumonia hospitalaria.
siento vacio y tanta pena que los dias pasan como esperando.
GRACIAS por la luz que nos das eres maravillosa.
Un beso muy grande.

Carmen Rosa dijo...

Hola MARÍA EUGENIA
Lo explicaste clarito, el proceso de duelo nos trae todo eso a pesar que entendamos el significado de la muerte. Lo importante es que podamos recuperar nuestro equilibrio reconociendo nuestra propia esencia y volvamos a llenar ese vacío con actitudes que nos encaminen hacia la paz interna.
Un beso

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Sara

Se acercan fechas de recuerdos dolorosos y difíciles. Fechas como los aniversarios, cumpleaños, Navidades, etc. remueven mucho los sentimientos.

Te mando luz y amor para poder llevar estos días con fuerza. Cuando tengas ganas de llorar, llora; y si tienes ganas de reír, hazlo. Sonríe pensando en los momentos bonitos que viviste a su lado, aunque al momento, vuelvas a llorar. Saca, exterioriza, lo que llevas dentro.

Mil gracias por todo, guapa :D.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Carmen Rosa

Si, todos los duelos, ya sean de una muerte física o la pérdida o ruptura de una relación, de un trabajo, etc. dejan huella, vacío.

Todos pasamos por ellos, más veces de las que nos gustaría. El poder vivirlo de la mejor manera, está en nuestras manos ;).

Me alegro que te haya gustado :D.

Besotes.

MAJECARMU dijo...

M.Eugenia, gracias por tu apoyo en este camino de la vida,en el que unos se van y otros llegan.Nuestra alma va asimilando,renovándose y transformándose. El dolor es inevitable, pero la luz está siempre ahí en forma de esperanza...Gracias por tu luz y tu aliento.
Mi abrazo inmenso y mi cariño,amiga.
Feliz miércoles.
M.Jesús

AMBAR dijo...

Querer, desear, aceptar, integrar y amar.
Así es María Eugenia, llenar todos los huecos de amor a la vida, ya que la vida es amor en cualquier rincón del universo, y los seres nos movemos de un lugar a otro cuando así es requerido, pero siempre esa esencia está y existe.
Al no ver a la persona en este plano, nos cuesta comprender ese proceso, que es real y parte de la vida misma, pero ese cambio siempre nos deja un sabor triste.
Gracias por tus interesantes letras tan llenas de luz y comprensión sobre estos temas.

Un abrazo.
Ambar

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, María Jesús

Si, la luz y el amor, junto con la esperanza, siempre están ahí. A veces cuesta verlos, pero están. :D.

Me alegro que te haya gustado la entrada.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ambar

Las pérdidas siempre suelen ser duras por muy preparadas que estemos. La aceptación y la comprensión de lo que sucede ayuda a que el dolor sea menor aunque se sigue echando de menos.

Muchas gracias por tus palabras de cariño.

Besotes.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Si, llenar nuestra mente de pensamientos de amor y luz es un buen camino para lo que propones

paz

Isaac

Mercè Castro Puig dijo...

Hola preciosa,

Me ha conmovido tu escrito. El vacío y la incertidumbre dan pavor pero son la antesala de algo nuevo y esperanzador. Es imposible llenar antes de vaciar.
Pasar por el vacío y la incertidumbre no es fácil pero es tan necesario para resituar el rumbo y escuchar al alma!!!

Gracias, bonita,

besos y un abrazo enooorme

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Isaac

Llenar la mente y el corazón de pensamientos positivos es fuerza, impulso, apoyo y base para seguir hacia adelante.

Me alegro que estemos de acuerdo :D.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, preciosa

Si, que lo es; es imposible llenar sin vaciar antes. Y si, estoy contigo, da pavor. Sin embargo, el resultado merece la pena.

Mil gracias a ti de todo corazón, preciosa.

Besotes.

Mangeles dijo...

Hola Maria Eugenia , que interesante tu entrada..!!

Realmente el proceso del duelo es muy dificil, sobre todo por no poder verlos fisicamente, abrazarlos, etc... Yo por mi parte me he puesto un objetivo desde quemi pequeño se fue.. ya que no tengo ninguna duda de que mi hijo esta en el mejor sitio y que se trata de un angelito.. yo me he propuesto ser cada vez mejor persona (que no es que no lo sea), y entregarme mas a los demás, intentar dar mas amor, que en realidad es lo que el me enseñó.. De esta forma espero poder ganarme un sitio a su lado para nunca separarnos..
No se si iremos al mismo sitio o habra que ganarselo.. pero yo solo se que quiero estar al aldo d emi hijo.. asi que mi mayor objetivo es intentar cada dia ser mejor persona, para conseguirlo..
Muchas gracias por todo.. fantastica entrada..Felicidades!!

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Mangeles

Tus propuestas son estupendas, pero no olvides que ya eres una buena persona ;).

Estoy segura que volverás a encontrarte con tu pequeño cuando llegue tu momento.

Besotes.

Mangeles dijo...

Muchas gracias Maria Eugenia... sueño y anhelo con ese momento... el poder volver a estar juntos para siempre!!

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Mangeles

Seguro que tu deseo se hará realidad a todos los niveles, cuando llegue el momento. :D.

Besotes.

lucy dijo...

Estamos en tiempo de cosecha?? Mucha gente se está yendo muy deprisa!! Y muy seguida. Buenas noches

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Aceptar esa ausencia,siempre esperas escuchar su voz,hoy me llama ...tantas cosas,esperar que el tiempo pase y la pena sea menos dolorosa, gracias María Eugenia, por tus entradas llenas de sabiduría que tanto bien hacen, un abrazo querida amiga,J.R.

Teresa dijo...

Gracias una vez más Mª Eugenia, el proceso de duelo por la muerte de una hija es atravesar un dolor que rompe, que no entiendes nada.
Después de un año empiezo a ver la luz.
Me siento tan identificada con todo lo que dices pero especialmente con :
"El vacío da paso a la espera, llega de mano de la paciencia, nos exige calma interior."
Pones palabras a lo que estoy viviendo y eso ayuda.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Lucy

¿Cosecha? No creo que sea la palabra más adecuada si quieres hablar de racha. Tampoco se a qué te refieres exactamante. Todos los días muere gente.

Si pudieras explicar mejor lo que quieres decir o a qué ámbito, país o realidad te refieres, te lo agradecería.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, José Ramón

Todo proceso lleva un ritmo que requiere paciencia.

En el caso del duelo, es duro y difícil porque además de la ausencia física, está el dolor, la pena, a veces la culpa; todo ello provoca un torbellino de emociones y sentimientos, que intentamos que no nos desborden. Y hay días mejores, y otros muy difíciles.

Te mando un abrazo muy fuerte.

Besotes.


Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Teresa

A tus palabras quiero añadir algo. Eres luz, y si la ves es porque la tienes. Eres una luz hermosa y brillante, que iluminas a los que estamos a tu alrededor.

Gracias por enseñarnos tanto, en momentos tan duros para ti.

Un beso enorme y un abrazo de oso muy fuerte. :D.

Besotes.

ion-laos dijo...

No hay cuerpo que resista estar en un dolor continuo. La vida sigue y el mejor homenaje que podemos hacerles es ser felices.

Me uno a tu invitación!

Gracias María Eugenia, muchos besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ion

No, no lo hay. El homenaje no sólo a ellos, también a nosotros mismos ;).

Ser felices a pesar y sobre todas las circunstancias. Se que lo sabes de primera mano ;).

Besotes.

ion-laos dijo...

Gracias Maria Eugenia, me has emocionado.

Buena semana, montones de besos!

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ion

Sigue como vas, que lo estás haciendo fenomenal y además, aprendemos mucho contigo. :D.

Besotes.

Ailen dijo...

Es un vacio eterno, una tristeza eterna y un dolor tan grande... Solo se terminara con nuestra muerte.
Lo unico que nos queda es pensar que hay un mas alla, donde le volvamos a ver y a abrazar. Si no, todo esto es absurdo y vivir no merece la pena.

Martha dijo...

Estoy de acuerdo con Ailen es súper dificil, ya voy para 11 meses y me está costando más trabajo, que siento que tus sabias palabras me han ayudado cuando he caído realmente gracias.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ailen

Se nota que tu dolor es muy grande. Te envío un abrazo enorme y mucha luz y amor.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Martha

Todo forma parte de un proceso y no siempre estamos igual. También influye lo que nos rodea, el desgaste anímico y energético puede ser grande. Y todo ello, sin contar con el emocional.

Vivirás días mejores, otros regulares, algunos difíciles, etc. Un día te sorprenderás sintiendo que te ríes de verdad sin sentir culpa, ni temor, ni pena. Eso sí, la huella, el recuerdo, las cicatrices estarán ahí. Y habrá veces que duelan, otras menos.

Besotes.

Martha dijo...

Agradezco mucho tus palabras y es cierto me reenconfortan mucho, pero cuando entra esa sensación me derrumbo, en fin voy a tratar de seguir adelante y seguir pensando en el reencuentro con mi AMOR. Muchas gracias. Besos

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Martha

Y no te olvides de pensar en ti. Tú eres la base, tú eres el pilar y eres tú quién debe seguir adelante, por ti y para ti :D.

Besotes.

rocio dijo...

Hola hace un año que mi hermano se fue, espero que algun lugar mejor.Sigo esperando respuestas pero creo que no las hay.Vivo con la necesidad de sentirlo la mitad de mi.corazon se fue con el.y la otra se quedo para seguir amando a los que aqui seguimos.maria eugenia me encanta como escribes.tengo tantas preguntas....

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Rocio

Me imagino que tendrás muchas preguntas. Espero que puedas encontrar parte de las respuestas en el blog.

Seguro que tu hermano está a tu lado, sintiendo tu amor.

Besotes.