domingo, 27 de diciembre de 2015

Su vuelo corto, de Eugenia Díaz Mares

Quiero hablaros del libro, Su vuelo corto, que ha escrito Eugenia Díaz Mares, Atlántida para muchos y Eugenia para otros, autora del blog de poesía Azulgenia

Erika la hija menor de Eugenia murió cuando tenía 25 años. En el libro su autora va desgranando todo el proceso de la muerte de su hija, la enfermedad, la medicación que "no llega" y desaparece en el hospital, la lucha de Erika y de su familia, el afrontar toda la dolorosa experiencia de su enfermedad, el vivir el proceso de su muerte...

Cuando llega la muerte tras haber vivido una vida plena y larga, aunque duele, asumimos que es lo normal. Sin embargo, cuando muerte un hijo, se rompen los esquemas, la incomprensión es enorme. Cuesta asumir que un ser que apenas ha vivido, se marche tan pronto, cuando tiene todo un futuro por delante.

El dolor, la ausencia, el vacío que se produce puede ser devastador y asumir este tipo de muertes tan prematuras es un proceso realmente complicado y delicado. Generalmente, requiere un tiempo más largo de duelo.

Eugenia relata todo lo vivido, el mensaje y la enseñanza que les dejó Erika antes y después de su muerte. Cuenta cómo son sus señales, cuándo han aparecido y de qué manera se ha comunicado con ellos.

Es un libro muy fácil de leer, lleno de sentimientos y emoción. Aún conociendo la historia de Erika y de su muerte, en algún pasaje del libro se me encogió el corazón y se me escaparon las lágrimas. Está escrito con y desde el amor, y se transmite en cada línea.

Si os apetece leerlo, podéis poneros en contacto con Eugenia, le encontraréis en Azulgenia

Mi experiencia con el libro ha sido curiosa. Ha estado conmigo todos los días de verano. Me acompañaba dentro del bolso. Siempre estaba a mano, he leído casi todo el libro oliendo a salitre, sentada delante del mar, mecida por el sonido de las olas.

El viento, las mariposas, las libélulas también han sido mis compañeros mientras leía el libro. Ellas me han hecho recordar y pensar en Erika, y en su manera de comunicarse con sus seres queridos.

Su vuelo corto, espero que tenga un vuelo muy largo y  que deje huella en quién lo lea.

Si me permitís, aprovecho esta entrada para desearos Felices Fiestas, una feliz salida y entrada de año. Mis mejores deseos para todos vosotros.


La imagen es la portada del libro.

20 comentarios:

Kasioles dijo...

Todavía me pregunto ¿estaré lo suficientemente fortalecida para poder leer un libro así?
Créeme, huyo de la tristeza, sabes que muchos años me ha costado superar mis pérdidas y, aunque ahora me siento mucho mejor, (gracias a la escritura), sigo teniendo muy blandito el corazón.
Cambiando de tema, tenía la intención de llegar a tiempo para brindar contigo y desear que el nuevo año esté cargado de ilusiones y felicidad.
Cariños en el corazón.
kasioles

Ilesin dijo...

No es facil afrontar la muerte de un ser querido y menos si es un hijo. Por eso el proceso se duelo es para cada persona distinto y personal.
Besos

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Kasioles,

Si te haces esa pregunta y tu respuesta está llena de dudas, si estuviera en tu caso, no lo leería. Lo primero eres tú. Es posible que si lo lees se reabran heridas que pensabas que ya estaban curadas. O tal vez, aunque te duelan los recuerdos encuentres que estás más fuerte de lo que creías. Déjate llevar por el corazón. Es la brújula perfecta y no engaña ;).

Brindemos por todo lo bueno que vamos a vivir y conocer :D.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Ilesín,

El duelo es distinto cada vez que lo vivimos. Por supuesto, es único y personal. Cuando se muere un hijo, el dolor se multiplica y cuesta más tiempo el proceso del duelo. En el blog, hay varias madres que han perdido a sus hijos, y es lo que comentan.

Besotes.

Mari Carmen dijo...

Hola Maria Eugenia,

Cada cual somos un mundo, con altos y bajos. A veces siento paz y otras, me sorprendo a mí misma, de pronto me encuentro con alguien y me sube una emoción a la garganta y surgen las lágrimas...por un sentimiento compartido; la cuestión es no reprimir los sentimientos, así puedo asimilarlos. Me ayuda mucho hablarles, tanto a Aritz como a Xira (la perrita), así siguen 'vivos' para mí y siento su presencia, su amor. Quizá lea este libro, seguramente sentiré muchas cosas si lo hago, gracias por darlo a conocer!

Un abrazo grande

Mari Carmen

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Mari Carmen,

Es normal que las emociones se disparen según en qué situaciones y personas con las que nos encontremos. Si a ello, le añadimos la empatía, se siente con mucha intensidad, en lo bueno y en lo menos bueno.

¿Qué puedo decirte a tí? Nada, todo resulta poco cuando eres una de las personas que sabe perfectamente qué se siente ante la pérdida de un hijo. Y también de la perrita, casi se me olvida.

Besotes, guapa.



Rayén dijo...

Que hermoso relato. La partida de un ser tan querido debe ser algo muy difícil de asumir. Hay lazos que permanecerán más allá de esta vida, creo yo. Es más tal vez haya algunas situaciones por las que debamos pasar para entender mejor la vida y para evolucionar.
Se necesitan personas como tu y como la autora de este libro para ayudarnos en procesos tan dolorosos.
Gracias por compartir estas experiencias.Visitaré el blog que nos mencionas.
Te deseo un magnífico año 2016.
Abrazos amiga.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Rayén,

Creo que para evolucionar no es necesario pasar por situaciones tan duras como las pérdidas de los seres queridos. Aunque reconozco, que por el hecho de ser momentos tan extremos y complicados, se nos brinda la posibilidad de crecer y avanzar como personas.

Muchas gracias por tus palabras y deseos para el año que viene.

Felices Fiestas.

Besotes.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

que el nuevo año te sea prospero en dicha y felicidad jr

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola José Ramón,

Feliz Año Nuevo lleno de positividad, alegría y amor.

Besotes.

http://azulgenia.blogspot.mx/ dijo...

Hola María Eugenia,que grata sorpresa me has dado al publicar y compartir en esta entrada el libro su Corto Vuelo sobre la historia de vida de mi hija Erika Adriana.
Deseo que las personas que siguen tu blog sepan que tu has sido uno de los motores principales para que yo haya podido terminar de escribirlo,al fallecer mi hija yo le hice la promesa de que escribiria sobre su lucha contra la enfermedad de Lupus que las personas sabrían sobre su enorme fortaleza y fe,su actitud ante la vida que se le hiba a cada segundo que pasaba y que tal ves muy en el fondo ella lo presentía y los bebía con avidez aprendiendo y conociendo lo que le ponía el destino en su camino nuca se rendio y llevo a cabo cada una de las metas que se puso,termino su carera de contador publíco auditor desempeñando su profesión y se caso,lo único que no pudo realizar fue su deseo de ser madre porque se le agotaron los segundos al robarle su medicina en el hospital.
Tu blog y tu me ayudaron al encontrar respuestas a la miles d epreguntas que me hacia por la muerte de mi hija y poco a poco fui pasando del dolor angustiante y lleno de coraje a una tristeza con mucha serenidad pudiendo así seguir escribiendo hasta terminar el libro.
Mi gratitud es inmensa para contigo Ma. Eugenia y te llevo en mi corazón.

Que hermosa imagen me dejas ver al contarme como se ha paseado el libro en tu bolso y como te ha saludado las mariposas al leerlo, así como viene mi hija cuando me invade la tristeza y me siento derrumbar.

Besos con un enorme abrazo con aleteos de mariposa. :D

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Eugenia,

Prometí escribir sobre el libro, y aunque he tardado más de lo que me gustaría, por fin lo he hecho.

Me han acompañado el viento y las mariposas, incluso libélulas. Cada vez que intentaba sacar una foto bonita del libro, se levantaba el viento y no podía porque volaba el libro.

Gracias a ti por tus palabras, eres muy generosa y amable.

Deseo que tu libro sea un éxito y la historia de Erika llegue a su destino.

Besotes.

http://azulgenia.blogspot.mx/ dijo...

Gracías Ma. Eugenia.

Siento que el único éxito que he deseado es haber podido terminar de escribir el libro y que además el ya ha llegado a su destino a las personas indicadas que por algún motivo han estado ligadas a la vida de mi hija Erika Adriana.

Personas que fueron importantes en su vida por su empatía y apoyo personas que han sido importantes despues de su fallecimiento por ser un balsamo y apoyo a nuestro dolor es cómo si estuvieran escogidas por mi hija para a su manera agradecerles la huella que han dejado en la historía de su vida, así era Erika y sigue manejando las cosas desde su cielo.

Besos hermosa.


Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Eugenia,

Qué bonito lo que has dicho y lo que has hecho, porque lo has conseguido. Ahora que libro siga su vuelo, y espero y deseo que sea un vuelo muy largo y apacible, lleno de serenidad y amor.

Besotes.

mariangeles dijo...

Acabo de ver lo del libro de Erika y me gustaría leerlo, como podría conseguirlo??, he visto el blog y no veo el contacto ...
Que gran idea y que bonito titulo tiene el libro... Sin duda un bonito homenaje de Amor hacia su hija.
Un abrazo.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Mariangeles,

¿Has probado a dejar un comentario en su blog, preguntándole sobre cómo ponerte en contacto con ella o sobre cómo conseguir el libro?

Besotes.

mariangeles dijo...

Si lo he intentado y no he tenido respuesta hasta ahora.
Mi correo es por si se le puede hacer llegar: mariangeleslasvegas@hotmail.com
Muchas gracias.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Mariangeles,

Si has dejado un comentario en su blog, tendrás que esperar a que lo lea y te responda. Ten un poco de paciencia. ;).

Besotes.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Si vamos aprendiendo a desapegarnos y actuar en y con libertad todo será más fácil.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola a los dos,

Pues si. Estoy totalmente de acuerdo contigo.

Besotes.