miércoles, 5 de junio de 2013

La respuesta está en el corazón. Intuición y lógica.

Se que escribir y hablar de los temas que trata el blog no es fácil. Los conceptos no son concretos y entender lo abstracto cuesta, sobre todo, porque necesitamos ver, sentir, tocar la realidad

Somos como Santo Tomás, si no lo veo, no lo creo. Estamos acostumbrados a lo material y además es necesario, pues vivimos en la tierra.

Lo material y lo concreto, son básicos en nuestra vida, como también es la espiritualidad. Y lo mejor de todo, es que son totalmente compatibles. Si no estamos arraigados, si no tenemos los pies en la tierra, nos costará mucho más dejarnos llevar y fluir, que son apoyos necesarios en el trabajo interior, evolutivo y espiritual. 

Del mismo modo, si sólo "estamos en las nubes", si nos pasamos el tiempo "más allá que aquí", tampoco estamos haciendo bien las cosas, puesto que falta equilibrio y armonía. Somos equilibristas de la cuerda floja, funambulistas de la vida. Habrá momentos en los que sintamos la necesidad de estar en contacto con nosotros mismos, de saber quiénes somos y hacia dónde vamos, o por conocer o tener respuestas a esas preguntas cuyas respuestas parecen desvanecerse en el aire. En cambio, en otros momentos, necesitamos vivir lo material, lo concreto. Todo es perfecto si hay equilibrío. Como todo en esta vida, nada es malo, ni nada es bueno, todo depende de cómo lo utilicemos.

Cuando buscamos las respuestas a las preguntas que aparentemente son imposibles, cuando vivimos situaciones extrañas que dejan un sabor positivo en nuestra vida aún sin saber el porqué, aunque hayamos estado pensando en ello y no hemos dado con la respuesta; entonces, cuando sucede todo ello, es que hemos mirado en el sitio equivocado, en la mente. Le hemos dado más importancia al porqué que a qué siento, que a cómo me encuentro, que a qué ha sucedido en mi vida a partir de ese suceso.

Conocer el porqué de lo que nos ocurre y vivimos, forma parte del ser humano; y no estaríamos aquí, si no nos hubiéramos dedicado a ello. Tenemos filósofos, teólogos, sociólogos, antropólogos, etc, estudiosos del ser humano en todas sus actividades y aspectos. Solemos olvidar que existe una parte muy importante, que está relacionada directamente con nuestro Yo interno, con nuestro Ser que no necesita preguntar nada, porque lo sabe, lo conoce, lo siente. Conoce la certeza y le da el valor que tiene, se siente seguro aunque desconozca el porqué.

Mente y corazón, por qué y sentir, dos herramientas maravillosas que están a nuestro alcance, también compatibles y a veces, siguen caminos paralelos. En el mundo espiritual, primero es el corazón, el fluir, la certeza, y después ya buscaremos el porqué, aunque a veces no lleguemos a encontrarlo. 

Confiar y saber que en nuestro corazón está la verdad, significa que debemos escuchar los sentimientos y emociones, dejando a un lado a la mente. Ante un mismo hecho, por ejemplo el tener un sueño o una señal de un ser querido fallecido, un sueño premonitorio, etc. posiblemente, tendremos dos respuestas distintas, la del corazón que diga, es cierto, lo he vivido, lo siento, es real, y la de la mente, que diga, te lo has inventado, eso es imposible.

Entonces, ante la duda, ¿qué elijo? ¿cuál es la respuesta correcta? No existe una respuesta correcta. O dicho de otra manera, la que elijamos, será la correcta. La respuesta está en el trabajo interior, en el escucharnos y confiar, en saber tomar un camino aún a riesgo de no ser lo políticamente correcto a los ojos de los demás. En definitiva, el aprender a confiar en nosotros, en nuestro Ser, en nuestro Yo y en la información que pueda llegarnos de los seres amorosos que velan y cuidan de nosotros, ya sean los guías, los seres queridos, seres de luz, amigos o personas que nos quieren, etc.

A veces no resulta tan fácil saber diferenciar la mente del corazón, pero es cuestión de práctica. Y cuando estamos perdidos, después de haberle dado vueltas al tema, y después de haberlo dejado por imposible, abandonado a su suerte; entonces, podemos acudir a otras personas para que nos ayuden a resolver nuestras dudas.

No es malo, ni incorrecto preguntar antes de intentar resolverlo por nosotros mismos. Además puede que nos den la respuesta que buscamos, ¿pero dónde queda el trabajo interior, el trabajo evolutivo? Eso ya es decisión de cada uno y todas son válidas, pues cada uno es responsable de su camino. Además, nadie puedo hacerlo por otra persona.

Si buscamos en nuestro corazón, si nos atrevemos a escucharnos, si fluimos, llegaremos a encontrar la respuesta, aunque la mente interfiera, y nos diga eso es imposible. Si a pesar de ello, sentimos que tenemos razón, que aunque no encontremos las palabras adecuadas, sentimos que es correcto, adelante. Vamos bien. 

Y por supuesto, a pesar de confiar y fluir, no debemos dejar atrás a la mente, a la lógica, que es la herramienta que nos ayuda a anclarnos, a enraizarnos, a tener los pies en la tierra, porque lo cuestiona todo y eso nos lleva a pensar, a dudar, a decidir y a caminar..

Mente y corazón, corazón y mente, dos herramientas básicas y estupendas, que son nuestra brújula, guía y ancla en la vida.  


La imagen está tomada de internet y desconozco quién es su autor.

32 comentarios:

MAJECARMU dijo...

M.Eugenia, estoy completamente de acuerdo contigo...Muchas veces buscamos el porqué de las cosas y no profundizamos en qué siento y qué ha pasado a partir de ese momento...Ahí está el porqué en la consecuencia,en la experiencia vivida, que nos dá la respuesta directamente...La intuición es certera y nos encamina hacia la luz, siempre que pongamos todo lo mejor de nosotros mismos...Sin embargo, no debemos dejar de lado la parte mental, la parte lógica,que nos mantiene unidos a la tierra y gracias a ello podemos lograr un equilibrio interior entre lo material y lo espiritual...
Mi gratitud y mi abrazo inmenso por tu claridad,sencillez y generosidad,amiga.
M.Jesús

ion-laos dijo...

Pues te ha quedao bordao!

Dice un amigo mío, chamán, que el primer pensamiento es el que vale, el segundo es la duda. A veces, las respuestas vienen por sí solas, sin necesidad de andar rebuscando y dando vueltas como si estuviéramos poseidos. Creo que nos gusta mucho complicarnos la existencia, cuando todo, a lo mejor, es mucho más simple.

Estar en tó lo alto, no te soluciona la cosa terrenal, pero sí es verdad, que al acabar el día, te viene de perlas pasear en una nubecita descapotable, ahora que vienen los calores.

Besotes!

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, María Jesús

Si, es tal y como lo comentas :D.

Me alegro mucho que te haya gustado.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ion

Si, porque la primera sensación es la intuitiva, y la segunda la mental ;).

Estar por ahí "arriba" siempre viene de maravilla, sobre todo, si sabemos dónde estamos y que debemos aterrizar. Es muy fácil quedarse enganchado a lo de arriba, por el bienestar y la paz que se siente.

Besotes.

Norma dijo...

Querida M. Eugenia, cuántas verdades. Gracias por regalarnos este maravilloso escrito. Cariños.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Norma

¡Qué bien! Mil gracias por tus palabras.

Me alegro que te haya gustado la entrada.

Besotes.

Remei (Bitácora) dijo...

Es difícil encontrar el equilibrio, pero no importa si pasamos toda una vida intentándolo, supongo que es bueno esforzarse y pensar que un día pasado pero bien empleado merece la pena ser vivido.
La intensidad se multiplica cuando ves que poco a poco consigues que todo fluya y eso se agradece porque entonces el esfuerzo merece la pena.
Un beso amore, necesitaba escribir esto...del alma que me salió...
Gracias por tu ayuda.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

María Eugenia eres como mi ada madrina, tus entradas me hacen mucho bien, ten dias llenos de luz y paz, un abrazo.J.R.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Remei

Me ha encantado que hayas escrito con el alma. Aunque ya lo haces cuando fotografías. Sólo hay que ver las imágenes que sacas.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, José Ramón

Me encanta ser hada madrina, porque eso significa poder cumplir o ayudar a que otras personas consigan sus sueños. Es hermoso.

Me alegro que te gusten y ayuden las entradas que escribo.

Besotes.

AZAHARA dijo...

Hola M.Eugenia!

Sí que es dificil hablar de todo lo espiritual y abstracto, pero tú lo haces fácil y genial. Yo a veces lo intento y la gente me mira como raro, jeje.

Lo que cuentas de escuchar al corazón... qué dificil me es a veces saber si me estoy engañando a mí misma. La mente siempre se interpone, es tan dificil controlarla.

Un beso guapa! Me pongo al día! :)

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Azahara

Seguro que hablarás con el corazón y la gente te escuchará encantada, aunque a veces se pierda o no entienda todo lo que dices :D.

La mente nos engaña a todos, jaajajaja. Pero poco a poco, vamos diferenciando los pensamientos de la intuición. Es como ir al gimnasio, cuestión de práctica ;).

Besotes.

Adriana Alba dijo...

Que lindo texto nos dejaste M. Eugenia.
Es cierto el corazón tiene razones que la razón no entiende, dice el dicho.
Seguir los dictados del corazón como propones me parece muy buena idea.
Gracias por escribir desde el corazón.
Abrazos y buen fin de semana.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Adriana

De nada, y gracias por tus palabras :D.

Me alegro mucho que te haya gustado la entrada. Y si, si está escrita desde el corazón, al menos es lo que intento hacer siempre.

Besotes.

Florencia Sastre dijo...

que linda entrada, muy buen blog, te espero en el mio, beso grande!

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Florencia

Me alegro que te gusten tanto el blog como la entrada :D.

Besotes.

Romina dijo...

Hola! María Eugenia, que linda foto!..creo que representa muy bien lo que escribes muy interesante por lo demás.

...ya me parecía, sobre lo de soñar con un ser querido y despertar angustiada, que se trataría sólo de un sueño, ya que se supone que ellos ya no ven la vida como nosotros y por lo mismo ya no extrañan como nosotros, de lo contrario sufrirían no?...y lo digo por un sueño que tuve con mi abuelita hace pocos días, que fue lo contrario del anterior, donde realmente produjo un cambio muy positivo en mí, de tranquilidad y felicidad..esta vez fue un sueño enredado..porco claro..y la vi llorando por que decía que me extrañaba..uff la abracé y sentí como si fuera de verdad..desperté muy angustiada..lo bueno es que ya pasó..creo que fue parte de mi sub consciente y me quedé con el sueño anterior que fue mas real y ella estaba muy feliz..ya que creo en que en donde está es mucho mejor que aca!.....

Un abrazo y saludos!
Romina.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Romina

Si. Se suelen diferenciar con cierta claridad los sueños de los encuentros, por lo mismo que has explicado tú. La sensación es muy distinta.

Me alegro que hayas podido saber qué eran sueños, y qué eran encuentros. :D.

Besotes.

Romina dijo...

..Sí, que bueno saberlo! ;)

..me vino super bien :)me ayudó a confirmar lo que pensé en algún momento, pero que no estaba segura ;) y ahora lo sé!

Beso y abrazo ;)

Romina.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Romina

Genial. Me alegro mucho. Ahora será más fácil poder saber de qué se trata ;).

Besotes.

Carmen Rosa dijo...

Hola MARÍA EUGENIA
Como siempre, explicas todo con tal claridad que no quedan dudas. Ciertamente está probada científicamente la inteligencia del corazón, por eso es necesario aprender a confiar en él y no darle tantas vueltas cuando tenemos una intuición. Por supuesto, somos humanos y también es necesario actuar con lógica en determinadas situaciones, utilizando ambos hemisferios cerebrales. El tema es saber cuando utilizar uno u otro.
Lindo tema para aprender un poco más.
Besos

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Carmen Rosa

Desconocía lo de la inteligencia del corazón. Me alegra saber que existe y que está probado científicamente. Da gusto aprender contigo. :D.

Besotes.

atlantida dijo...

Hola mi hermosa y querida amiga; me disculpo por tardar en pasar a dejarte mi cariño y mi saludo, he estado con varias complicaciones de salud, mia y de mi hija, entre eso,lo que estoy estudiando y problema con mi ordenador me tardo en pasar a dejarles mi cariño.

Deseo que recuerdes que siempre estas en mi mente y mi corazón esta eternamente agradecido contigo.
Te quiero mi linda amiga.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Atlántida

Ni te preocupes :D. Lo que lamento es que hayáis estado mal, espero que todo esté solucionado del todo. Cuidaros mucho :D.

Besotes.

José Ramón dijo...

Maria Eugenia Interesante Post siempre es un deleite pasar por su blog feliz fin de semana Saludos

Mi nuevo blog:
http://comprenderysaber.blogspot.com.es/

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, José Ramón

Gracias por tus deseos. Pasaré por tu nuevo blog.

Besotes.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

La mente y el corazón deben ser el Sagrado Matrimonio que nos ha de dar el equilibrio fundamental para la evolución.


Un abrazo.

Gracias.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola a los dos

Pues si, ambas son herramientas básicas y deben ir juntas y en armonía para estar en equilibrío.

Besotes.

Rayén dijo...

Si has elegido con el corazón, has eligido bien!! pero la mente siempre nos esta cuestionando como que se preocupa más de lo externo que de lo interno y a veces nos confunde.
La intuición es como esa corazonada de "eso es" lo que quiero o lo que necesito.
Gracias por compartirnos estos interesantes temas.
Un abracito de luz.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Rayén

Es lo divertido, estar atentos para ver si la mente nos confunde o es el corazón el que habla :D.

Besotes.

Unknown dijo...

Muy buenas me preguntaba cuando fallecemos recordamos quienes somos y recordamos las demás vidas que emos vivido?

Maria Eugenia Aurensanz - Canal, Médium dijo...

Hola Unknown,

Encontrarás respuestas a tu comentario en otras entradas del blog en las que hablo sobre ello.

Besotes.