martes, 18 de diciembre de 2012

La vida y el alma

Somos energía y como tal eternos. Nuestra vida en la tierra, está basada en el aprendizaje. Venimos a aprender y así, evolucionamos como almas hasta completar todo el proceso que nos devuelve al punto inicial, al del origen, al del Amor verdadero, Dios, Energía Universal, o el nombre que quiera darle cada uno.

Al principio, cuesta un poco entender el proceso. Habrá quienes piensen que sólo somos seres humanos que después de nacer y vivir, morimos para pasar a otro plano o a la nada. Es cierto hasta cierto punto; sin embargo, al ser energía no morimos, digamos que, nos reciclamos y volvemos a ser lo que éramos pero con algo más de sabiduría.

Al nacer, venimos con una misión que normalmente olvidamos casi inmediatamente; y es evolucionar a través del aprendizaje, de vivir experiencias que ayudan a avanzar. Habrá quienes vengan a aprender a superar pruebas, a vivir el apego, el dolor, el éxito, el amor, el riesgo, la aventura, el sacrificio, la entrega a los demás; otros deberán aprender a vivir las emociones o lo material. 

No existe un tiempo límite para aprender cada aspecto que elegimos; ya que puede superarse en una vida o en varias. La reencarnación permite que volvamos a vivir o experimentar aquellas cuestiones que dejamos pendientes en otra vida.

La misión de cada alma es distinta porque el aprendizaje y la evolución es individual. Es importante que miremos hacia dentro, y escuchemos lo que sentimos, que observemos cómo actuamos, qué nos mueve y qué hacemos sin pensar, de manera casi instintiva.

Algunas almas tienen como misión servir y ayudar a los demás; otras, guiar; algunas, consiguen que abramos los ojos a lo que nos rodea, ampliando nuestra conciencia; otros grupos tienen la misión de acompañar en los momentos de tránsito, de cambios; otros sanan el alma, el corazón y la mente; los hay que vigilan y protegen.

Muchas personas hacen de su vocación su profesión, sabiendo que están poniendo en marcha su misión. Otras en cambio, sin saberlo, llevaran a cabo su labor en cualquier trabajo en el que estén. Y en ambos casos, continuarán haciéndolo en su vida cotidiana. En ningún momento dejamos de ser almas aprendiendo y en evolución, ni en los peores momentos de nuestra vida, ni cuando sentimos que estamos bloqueados o ni en los mejores, cuando somos inmensamente felices.

Da igual dónde vayamos, dónde trabajemos o con quién estemos. Nuestra alma sabe lo que ha venido a hacer, a desarrollar y hará todo lo posible para llevarlo a cabo, seamos o no conscientes de ello. Permanezcamos atentos a ver qué nos hace felices, qué nos llena y satisface, qué hace que nos sentimos nosotros mismos, plenos y dichosos, pues serán pistas para descubrir nuestra misión.

La vida es el lugar en que vivimos todas las experiencias que posibilitan el aprendizaje del alma y su progreso. Unas veces iremos despacio; en otras, descansaremos; y en muchas ocasiones, acabaremos magullados por las heridas del camino; aunque también habrá tiempo para disfrutar del amor y de la felicidad. A pesar de lo duro que pueda parecernos, es lo que hemos venido a vivir. Dependerá de cómo lo afrontemos, de cuál sea nuestra actitud, lo que facilitará que consigamos el propósito del alma. 

¿Qué esperamos para celebrar la vida? Lancémosnos a vivirla, sacándole todo el jugo e intentado disfrutar al máximo de ella, por supuesto, desde el respeto a los demás y a uno mismo.


La imagen está tomada de internet y desconozco quién es su autor.

37 comentarios:

AZAHARA dijo...

Qué bonito lo explicas y qué tranquilidad da el leerte, querida amiga.
Supongo que lo que nos da miedo es lo desconocido o el separarnos de nuestros seres queridos, pero una vez me dijeron que cuando te reencarnas te vuelves a encontrar con las almas de tu pasada vida, pero de diferente manera. No sé si es verdad, pero me tranquiliza pensarlo y me hace sentir bien.
Un abrazo pa mi Maria Eugenia!

Mª del Mar, la mamá de Ángela dijo...

Hola María Eugenía. A mi también me gusta pensar que es así, pero tengo un duda, ¿en el caso de mi hija que murió, o mejor dicho dejaron que muriera el día de su nacimiento, que aprendizaje se ha llevado ella? ¿que puede ella aportar si no le dió tiempo a la pobre a poder llevarse nada?. Yo quiero creer que en su caso, como en el de tantos otros bebés que mueren el día de su nacimiento, como son puros y a pesar de no haber tenido vivencias fuera de nosotras, esos nueve meses, al menos en nuestro caso, pudimos aportarle tanto amor y deseo por tenerla, que eso pudo servirle para ser un pequeño angelito que guarde las vidas de otros pequeños.
Besitos.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Azahara

Si, es parecido a lo que te han contado. Viajamos en grupos de almas y solemos coincidir más o menos las misma personas o almas en distintas vidas teniendo diferentes roles.

Seguro que alguna vez te ha pasado que te han presento a alguien por primera vez, y te suena su cara y sabes que le conoces pero por más que insistes, y compruebas, no hay manera posible de que os conozcáis de antes. Es posible que sea de otra vida.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, María del Mar

Cada ser aunque sólo viva unas horas y sea como feto, tiene un aprendizaje y ha venido a vivir eso.

En el caso de tu hija, posiblemente, su aprendizaje está relacionado con vosotros. Su muerte ha sido especial. Ha habido una negligencia, ha hecho que se abran los ojos, médicos, enfermeras, pacientes, familias y por supuesto vosotros. Para cada uno de una manera distinta.

Su muerte no ha sido en vano, ha dejado un camino, que debéis seguir trazando según lo sintáis.

¿Cuál ha sido su aprendizaje? No lo se, tendría que canalizar para saberlo. Pero está claro que ella vino a abrir conciencia, a iluminar y a hacer que los demás tomen conciencia y posturas ante lo que ocurre en determinados sitios. Y qué es lo que se puede hacer al respecto.

Besotes.

Anónimo dijo...

Hola Mª Eugenia, con respecto al bebe que muere nada más nacer, yo tambien pienso que es una prueba de aprendizaje para los que nos quedamos, quizas sea un espiritu superior que elige ese camino, nacer y morir solo para nosotros, para que aprendamos algo, o para que mejoremos, ¿el que? no lo se, pero nada pasa por azar, todo lo que nos ocurre nos hace ser como somos, y si todo lo bueno y lo malo lo enfocamos para mejorar como personas para aprender a amar a nuestro projimo, para no sentirnos superiores a todo y a todos habra merecido la pena este transito por la vida, aunque a veces tengas que superar pruebas que nos derrotan, que nos hunden, y sinembargo si miramos dentro de nosotros vemos que podemos con todo, y que podemos renacer mil veces como ave fénix, que por muchos golpes que nos de la vida, no debemos de mirarnos el ombligo, sino ser más empaticos con la gente, no solo nosotros sufrimos, hay mucha gente al rededor que lo pasa bastante mal, que la vida le pone obtaculos peores que salvar y en la medida que podamos ser apoyo ayudar, querer, olvidar el rencor, el odio la envidia, y tender nuestras manos, aunque nuestro corazon este sangrando.
Un abrazo, y por favor sigue escribiendo, todos los días miro por si has colgado algo nuevo, no te puedes imaginar la paz que me trasmites.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Anónimo

Es una pena que no firmes con tu nombre, espero que si vuelves a escribir pongas tu nombre, es más cálido y se a quién me dirijo.

En realidad, es de doble vía, para el ser que no nace y para los que estamos aquí.

Todo lo que sucede es para y por nosotros. Eso es lo primero y más importante.

Después, todo hecho implica una consecuencia. Todo nos llega con mayor o menor intensidad y es ahí dónde podemos comenzar a aprender, pues ya no somos los mismos, algo ha cambiado. El resultado del cambio, será es que decidamos, grande, pequeñito, bloqueante, transformador... Somos libres y aprendemos constantemente.

Ha sido muy bonito leerte. Reconozco que muchas veces me cuesta escribir porque no se qué decir, qué contar, y tengo miedo a aburrir y a ser repetitiva. Mil gracias por tus palabras y ánimos.

Besotes.

carmen dijo...

Perdonadme por no poner mi nombre, la verdad es que tenia ganas de escribir y por no trastear como identificarme he pinchado en anónimo que me parecía más rápido, tontería por que identificarse tambien es bastante facil.
Un fuerte abrazo
por cierto, ¿os habeis dado cuenta de lo que reconforta un abrazo dado con gusto, apretado? A mí es lo que me alimenta ahora, los abrazos de la gente que me quiere.
Así que una muy fuerte para tí, Mª Eugenia

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Carmen

No, no, no tengo nada que perdonar. Es que me resulta más agradable saber a quién me dirijo y con quién hablo.

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Me encantan los abrazos. Así que desde aquí te envío el mío, es de oso ;).

Besotes.

ion-laos dijo...

A veces me da la impresión de que venimos aquí a morir y cuando nos vamos, es cuando nacemos.

Mi misión es la de servir, y es un proceso, va sucediendo poco a poco, no es que tenga que hacer una carrera de médico eminente, no, es lo que tú dices, que se puede hacer de muchas maneras y en muchos ámbitos.

A mí no me aburres, es una gozada leerte y te agradezco la buena idea de tener este blog, porque así podemos contar estas cosas nuestras, que algunas personas no entienden ni comprenden.

Besotes!

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ion

No vas muy desencaminada en lo que dices de nacer y morir.

Si, cada uno realiza su misión allí donde vaya, viva, sea o no consciente de ello. Y es un ragalo poder hacerlo, porque nos sentimos "nosotros" y llenos.

Mil gracias por tus palabras. A ver si se me van ocurriendo más temas para ir comentándolos. O a lo mejor es necesario abrir una nueva sección, "peticiones", ajajajajaj. No estaría nada mal.

Besotes.

ion-laos dijo...

Las que tu tienes guapa. Gracias a tí, ya lo tengo todo muy asimilado y lo tomo de manera natural. Si, verdad? Me da que nos han contao un cuento, y nos hacen creer que esto es la vida.

Sí, yo me siento llena cuando ayudo, es algo, que parece que lo necesito, lo de ayudar, si no, me angustio, qué cosas!

Buena idea, porque como somos tantos con tantas experiencias diferentes, y lo que aprendemos los unos de los otros y no te sientes raro.

Besos!

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ion

Jjajaja, si, mucho me temo que tienes toda la razón del mundo, jajaajaj. Nos cuentan un cuento y cuando vemos lo que ocurre, nos angustiamos porque es todo al revés.

Si, nos llenamos cuando hacemos lo que nos gusta o hemos venido a realizar, y nos vaciamos cuando no lo hacemos. Es un sentimiento muy profundo y creo que la mejor de las brújulas.

No, no somos raros. Somos muchos más de lo que parecemos, jajajaajaj, pero somos discretos, o lo intentamos.

Besotes.

atlantida dijo...

Feliz Navidad mi linda querida y admirada amiga.
Deseo que la paz y el amor brille en tu vida y en tu hogar.
besos y abrazos inundados de gratitud.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Atlántida

Mil gracias guapa por tus deseos hacia mi.

Deseo que seas inmensamente feliz. Te lo mereces.

Felices Fiestas.

Besotes.

ion-laos dijo...

Felices Fiestas hermosa, me ausento unos días para descansar y ver que le pasa a mi ordenador, vaya día me ha dado!

Jártate a turrón y a tó lo bueno!

Mil besos o más!

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ion

Genial, descansa todo lo que puedas y más, y en cuanto al ordenador, creo que tienen vida propia.

Llevo una semanita, entre bombones, talos con chistorra, y todavía no es Navidad. No voy a caber por ninguna puerta.

Feliz Navidad y Felices Fiestas también para ti. Disfruta muchísimo de tu tiempo y descanso, rodeada de los tuyos.

Besotes.

Merche dijo...

Hay cosas que, a pesar de tus "enseñanzas" resultan difícles de entender. No todo el mundo es bueno... ni quiere serlo. Y algunos encarnados hacen mucho daño. Ciertamente, la intensidad del dolor que provoquen dependerá de como se lo tome cada cual. Pero su intención es hacer daño... y lo hacen. Me niego a creer que esa sea su misión. Si todos venimos de la misma "casa".. donde todo es paz y amor, ¿porqué algunos se reencarnan con tan "mala leche"?

Bueno, no quiero fastiadarte (ni a nadie) estas fechas. Solo es una reflexión que me ronda por la cabeza.

Un abrazo muy fuerte... y no pasa nada por hincarle el diente a un talo de chistorra y/o a un pastelito (de chocolate, je, je). No vas a dejar de estar estupenda por eso.

Un abrazo muy fuerte.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Merche

Estamos hablando de dos temas distintos. Una, es la misión del alma, de su aprendizaje y ahí no entra el bien, el mal o el dolor que puede hacer la persona.

Por ejemplo, una personas que ha matado a alguien, como alma su aprendizaje era ése, y como tal es perfecto. Otra cosa, es desde el punto de vista humano, causa dolor, angustia, estragos.

Luego, la misióm del alma del asesino, podría ser la de llamar la atención drásticamente sobre la violencia, las armas, etc.

Todos cambiamos o nos hace reflexionar ciertas actitudes.

El hecho de que una persona sea negativa o "no haga el bien" no es una contradicción para el alma.

El bien y el mal no existen de la misma manera que para nosotros. Todo es un aprendizaje, y a veces para encontrar la luz, hay que estar en la oscuridad.

Besotes.

P.D. Ufff, es que ciertos pastelillos de chocolate son únicos, maravillosos y se funden en la boca.... Y además tienen fans. :D.

Merche dijo...

Pues ¡maldita la gracia! No sé si me quedo más tranquila con tu respuesta...

Un abrazo.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Merche

Te entiendo, cuesta un tiempo asimilar lo que consideramos injusto desde el punto de vista "humano" y nos dicen que es correcto desde el punto de vista evolutivo.

Me da que este tema dará más que hablar. ;).

Besotes.

sergio castaño peña dijo...

ei! no conocia tu blog pero he mirado varios posts y me encantan tus reflexiones, son un gozo para la vista! espero que te guste el mio que es muy reciente y te invito a seguirme, yo lo hare tmb asi seguirmos en contacto viendo nuestros nuevos posts! un besazo y feliz navidad!!

saludos desde www.malesclutch.blogspot.com
Sergio,

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Sergio

Me alegro que te guste el blog. Nunca se me había ocurrido que fuera un gozo para la vista, pensaba que lo sería más para el alma; así que, estoy encantada con tus palabras.

Besotes.

Mercè Castro Puig dijo...

María Eugenia, bonita, siempre resulta gratificante leerte. Digas lo que digas siempre transmites amor y el amor es lo que más reconforta.
Un abrazo muy grande

Mercè Castro Puig dijo...

Hola de nuevo cielo,
Es curioso que haya enviado por 'error' dos veces el mismo comentario. Como no existen las casualidades... tal vez necesitaba poner énfasis en que, aunque nos repitamos, vale la pena seguir escribiendo. Todos necesitamos recordar una y mil veces quienes somos y qué es lo realmente vital.
Gracias preciosa

Mil abrazos

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, preciosa

Asunto solucionado, jajaaja, ya no está repetido ;).

Tomo nota de lo que comentas, pero ya sabes que es algo que me suele pasar. No quiero aburriros escribiendo lo mismo constantemente.

Mil gracias por estar ahí al lado, tan cerca a todos los niveles.

Feliz Año.

Besotes.

jenny dijo...

La verdad que si!!!, este tema puedes tocarlo cuantas veces puedas me da muchisima paz leer tu block me identifico mucho .besos

jenny dijo...

Maria eugenia ,creeme que no aburres para nada ,lo contrario das mucha paz interior

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Jenny

Qué bien, así da gusto; con los ánimos que me das, a lo mejor vuelvo a escribir sobre el alma un día de estos.

Besotes.

Suag dijo...

Hola, yo siento a mi bisabuela que murio hace 6 años, la noto k me acaricia, cuando estoy mal por algun disgusto es cuando mas se acerca a mi, antes d morir dias antes ella me intento contar algo pero no podo acabar, me gustaria intentar hablar con ella para k me lo aclarara, tambien tengo a un tio ya muerto pero no lo siento nunca, me da mycha tristeza no sentirlo, creo k no me kiso aunk fuera su sobrina

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Suag,

Puedes intentar hablar con tu bisabuela y pedirle que te diga con claridad lo que desea contarte. Después, observa qué ocurre :D.

Besotes.

Liccsis Brito dijo...

Hola tengo mucha ibtriga. Mi amado esposo falleció hace un mes y por mas que le pido que deseo saber del no puedo sentirlo o soñar con el. Estoy destrozada yo era muy apegada a el y el conmigo y nose porque no puedo sentir o saber si me escucha deseo que sepa que no he dejado de amarlo

Liccsis Brito dijo...

Me desconserta porque con otros familiares fallecidos si he tenido ese contacto especial que sabes fue real por la sensación a menos 1 vez ( con dos familiares) donde me han dicho algo muy claro y específico. Tengo 2 experiencias muy reales que me han sucedido.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Liccsis,

Cada ser que fallece tiene su manera de comunicarse con nosotros. A veces se comunican y nuestro dolor y nuestras ganas de escucharles es tan grande que nos impide hacerlo.

Te recomiendo que leas otras entradas del blog, que hablan de la comunicación con los seres queridos, los mensajes, las señales, etc.

Besotes.

Liccsis Brito dijo...

Gracias así lo haré. Tengo muchas esperanzas mi amado esposo se comunique de cualquier forma. Solo deseo saber que esta bien. Su amor es por lo que mi alma se mantiene.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Liccsis,

De nada :D.

Besotes.

Arturo Saez Muñoz dijo...

Tanto tiempo recordada María Eugenia. Un gusto poder compartir contigo nuevamente, y habiendo pasado casi ocho años desde su partida sigo soñando con mi inolvidable esposa, y a la fecha pasé de más de Mil sueños con Ella y casi 150 han sido relacionados con nuestra intimidad, y todos los escribo y disfruto leerlos recordando así hermosos sueños, jamás alguno que sea de su enfermedad o muerte. Todos relacionados con nuestra vida diaria durante casi medio siglo. Estoy maravillado "Con Tantos Encuentros". Un Besito, y Felices Fiestas de Fin de Año.
Arturo

Maria Eugenia Aurensanz - Canal, Médium dijo...

Hola Arturo,

Qué maravilla y qué bonito. Me alegro mucho que sigas viviendo y teniendo encuentros con tu mujer casi a diario.

Felices Fiestas también para ti.

Besotes.