martes, 30 de octubre de 2012

Todos los Santos

He decidido volver a publicar esta entrada, que acaba de cumplir un año, porque al releerla he sentido que era la indicada para estos días. Algunos ya la habréis leído y para otros será nueva, apenas he retocado nada. Espero que os guste. 

Siempre me han gustado las flores desde niña y muy especialmente, los crisantemos. Estos días las floristerías están llenas de estas bellas flores, y en las pastelerías hay buñuelos y huesitos de santo de mazapán. Sí, estamos en vísperas de Todos los Santos.

Son unas fechas especiales para aquellos que han perdido a seres queridos. Si siempre están presentes en nuestro pensamiento, estos días todo nos lleva a pensar en ellos aún más. Son días de visitar los cementerios, de cuidar y limpiar la lápida de nuestros familiares, de poner flores nuevas en la tumbas de nuestros muertos.

Los seres que han fallecido, no están en los cementerios, ni permanecen en el lugar en que se esparcieron sus cenizas. Acuden allí, cada vez que nos acercamos a visitarles. Se reúnen ese día con nosotros casi como si se tratara de una cita.

En el otro plano, en la dimensión en la que están, pueden ir y venir en un instante de un lugar a otro. Tienen su trabajo, su ocupación; ya sea el descansar, limpiar partes de su vida recién vivida, ayudar a seres queridos y familia, ocuparse de solucionar aquello que consideran inconcluso, etc. Así que no permanecen quietos en un sólo sitio. Se mueven, actúan.

Alberto falleció lejos de casa. Había ido a hacer un master al extranjero; allí sufrió un infarto y murió. Le encantaba el mar. Su familia decidió depositar sus cenizas en una zona de la costa en la que se viera el mar.

Desde hace unos dos años o algo más, cada vez que su familia viene a verme, Alberto les pide que por favor, no vayan a verle a áquel lugar porque les ve sufrir, lo pasa mal al ver su tristeza, su pena. Quiere vivir su alegría, ver sus sonrisas, y poder participar de esta animación. Les propone que cada vez que se junten para comer o cenar, saquen el acordeón y disfruten. Desea que le recuerden cantando junto a ellos, feliz, siendo uno más en la mesa.

Su familia dice que necesitan ir al lugar donde dejaron sus cenizas, porque les gustan pensar que está allí, contemplando el mar y esperando su visita. Consideran que hacen algo especial, yendo a verle. Alberto, intenta explicarles una vez más, que siempre está con ellos. En su corazón, a su alrededor, durante el día a día. Mientras sonríe dulcemente, comenta que no hay manera, no lo entienden; otro año habrá que estar allí.

Hace tres meses murió Pilar, una gran amiga mía. Solíamos hablar mucho de la vida y la muerte con mucha libertad y abiertamente. Un día, en el que hablábamos sobre cómo organizar el funeral o dónde depositar sus cenizas; le comenté que cuando se fuera, me sentaría junto al árbol que le gustaba y pensaría en ella. Me miró con sus ojos azules, y con una sonrisa, - me dijo -, sabes mejor que nadie que no estaré allí, ¿para qué irás? Le devolví la sonrisa y le dije que tenía razón.

Si vamos a la playa, allí van; si vamos de excursión allí están; si vamos al cine, nos acompañan; y si vamos al cementerio, se unirán a la visita, porque siempre están a nuestro lado, junto a nosotros. Podemos celebrar su ausencia o presencia, a diario o el día que queramos, pero no necesariamente yendo al cementerio.

Están a nuestro lado, vayamos dónde vayamos o hagamos lo que hagamos. Nunca desaparecen de nuestro corazón, el lugar más íntimo y lleno de amor en el que pueden estar. Es posible que nos apetezca ir a dónde depositamos sus cenizas o están enterrados sus huesos. Si vamos es por nosotros, no por ellos. Me parece muy bien que quién tenga la intención de hacerlo, lo haga, es fantástico; pero sabiendo que ellos están a su lado, animando, velando, sosteniendo y guiando sus pasos día a día.


La imagen está tomada de internet y desconozco quién es su autor.

50 comentarios:

ion-laos dijo...

Es tan dificil hacer de entender a algunas personas que están con nosotros, que casi mejor lo dejas estar y que lo vivan a su manera. Y llevas razón lo de ir a los cementerios lo hacemos por nosotros, es como si con ello nos ganásemos un favor a todo lo que está al otro lado y nos duela menos la partida. Es un sentimiento extraño, sí. Yo desde que falleció mi abuela, no he vuelto a ir, y hace unos días soñé con ella, no la ví, pero alguien, como una niña pequeña, que me recordó a mí, me decía si tu abuela ha fallecido, y la respondo: cómo no me lo has dicho? Y me desperté con una cara de pamplinas, que echaba para atrás.

Besotes!

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ion

Sí, es un tema muy complicado en el que intervienen muchos factores que tienen que ver más con nosotros que con ellos. Y ser consciente de todo eso, cuesta mucho.

Últimamente te estabas acordando de tu abuela que además había muerto por estas fechas. A lo mejor, esa niña del sueño sólo te está recordando el hecho en sí, o en el caso de que tengas más sueños, te darán más información. Eso espero.

Besotes.

atlantida dijo...

hoy... a un año que subiste este post lo vuelvo a leer y le recuerdo como si lo hubiese leído ayer, sabes porque??
porque la historia de Alberto que nos narras aquí la he contado muchas veces y les digo que la leí contigo... y me da mucha paz pensar que cuando voy a visitar donde descansa el cuerpo físico de mi hija pienso y siento que ella acude y le pido me disculpe por hacerla ir :(.
y te vuelvo a decir mil gracias por todo que dios te bendiga y te siga llenando de luz mi querida MA. Eugenia para nos ilumines a la ves a nosotros.
yo acudo cada día sábado a visitar a mi hija no necesito sea día de finados para hacerlo, y me pregunto? porque les llevamos flores de colores fuertes?? si el la pena por su ausencia nos llena de un gris intenso?' :(

atlantida dijo...

yo te deseo preguntar algo... en dos ocasiones estando en el hospital las dos veces con los ojos cerrados, se instalo en mi cuerpo por segundos algo muy muy frió y al abrirlos vi desprenderse una sombra oscura y larga, la primera ves se escurrió a ras del piso saliendo de la habitación y dio vuelta a la derecha a los minutos escuche gritos y llantos había fallecido una señora paciente del cuarto contiguo. la segunda ocasión la sombra se deslizo hacia arriba en la cabecera de la cama de mi hija yo me levante y abrace a mi hija y me puse a rezar... dos días después mi hija falleció, la pregunta es ¿era la muerte esa sombra que me tocaba tan frió en todo mi cuerpo?
de antemano gracias por tu atención tkm. besos

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Atlántida

Sí hace ya un año de la entrada. La verdad que el tiempo pasa muy rápido. También me acuerdo mucho de Alberto y de su familia. El pobre siempre diciéndoles que no vayan a verle y ellos insistiendo.

No se porqué se les lleva flores de colores fuertes, supongo que es porque la vida siga y está llena de colores; y aunque haya pérdidas, también hay alegrías y hay que saber disfrutar de ellas y no encerrarse en vida.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Atlántida

Es difícil contestar a tu pregunta. No lo se, no estaba allí. Pero por lo que cuentas y percibo te diría que no es la muerte lo que viste, pero si sentiste a un muerto.

Me explico mejor. En los hospitales suele haber algunos espirítus de seres deambulando. Y a veces, se siente frío cuando pasan. Pudiste sentirle, ya que aunque no fuera la muerte, si que fuera a acompañar a otro ser que estaba a punto de morir.

No era la muerte y si una muerte.

No se si me he explicado bien. Porque a veces, me leo y me doy miedo ;).

Besotes.

campoazul dijo...

Yo soy de las que pienso que el día de todos los santos no es un día muy respetuoso con los muertos (mi opinión no es generalizada, naturalmente), yo lo comento por lo que hay a mi alrededor... hacen un tiempo por motivos particulares yo estaba obligada a ir al cementerio ese día en especial, y allí estaban todas las familias hablando de todo y contando chistes y quedando para tomar cañas, con las mejores galas y de peluquerías... todo menos mirar al menos a ese familiar que esta ahí al lado enterrado, yo no soy creyente pero si muy observadora y me ponía enferma verles cada año a todos criticando el vestido de fulanita o cualquier cosa...
Ahora ya no voy y es un alivio, porque como dices tú si los muertos están con nosotros no necesitamos ir a un sitio determinado, yo en eso pienso lo mismo.

Besitos.

atlantida dijo...

Estoy de acuerdo con el comentario de CAmpoazul...
me indigna ver las tumbas olvidadas y deteriodadas todo el año y este dia de difuntos se arremolinan en una feria de flores comidas y golosinas para visitar sus familiares fallecidos... solo que a mi parecer solo van a quedar bien con ellos mismos y sus familiares vivos porque no les dan respeto a la memoria del que ya partió. no van a eso, van a comer y a charlar a reír pero lo ultimo que hacen es hablar con respeto del ser que ya esta lejos de este mundo terrenal.
mi familia y yo somos de la idea de la cremación...solo que mi hija ya estaba casada y su marido decidió sepultarla :( y bueno que pena ya me inmiscui en el comentario de campoazul, mis disculpas.
besoo Ma. Eugenia amiga hermosa

AZAHARA dijo...

Me he sentido muy identificada en este post. Cuando murió mi abuela Dolores iba a verla mucho al cementerio, pero me sentía muy triste, era como no avanzar. Ahora ya no voy tanto porque siento que está conmigo o que si pienso en ella en cualquier lugar, ella estará allí, a mi lado.

Después de unos meses de morir, una señora que no conocía de nada se me acercó un día y me dijo que si se me había muerto una persona querida? Y me describió a mi abuela. Le dije que sí extrañada y me contestó: "es que está contigo". La mujer la veía. Me quedé de piedra.

Al principio me dio miedo, pero ahora me hace sentir segura.

Un besito guapa!

Norma dijo...

María Eugenia, totalmente de acuerdo contigo. Besos.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Campoazul

Lo que cuentas que has vivido desde luego no es muy respetuoso con el muerto, pero no deja de ser una celebración de la vida. Dejando al margen el cotilleo.

Supongo que habrá de todo, gente más o menos respetuosa.

He ido muy pocas veces a un cementerio pero no he coincidido con una situación como la que describes.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Atlántida

No creo que a Campoazul le haya importado que comentaras sobre el suyo.

También soy partidaria de la cremación. Pero cada uno decide.

La verdad que no he coincidido nunca con una situación similar, pero tampoco es que haya ido mucho a los cementerios. Habrá personas más respetuosas, que buscan el hablar con sus muertos y cuidan sus tumbas y otros, que se acuerdan de ellos un día al año.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Azahara

¿Miedo el saber que tu abuela está contigo o el que le vieran? Entonces te daré mucho miedo ;).

Están con nosotros, pero se nos olvida, creemos que siguen en el lugar en el están sus huesos y cenizas.

Me alegro que sepas que tu abuela Dolores esté contigo. Te sentirás más acompañada. Y si, podemos hablar con ellos todos los días y en cualquier momento. Y lo mejor de todo, es que a veces nos responden ;).

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Norma

Me alegro que estemos de acuerdo.

Besotes.

PEPE LASALA dijo...

Precioso blog María Eugenia, acabo de conocerlo y me ha encantado, así que con permiso me he registrado como seguidor. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Pepe

Eres libre de hacer lo que te apetezca :D.

Me alegra saber que te gusta el blog. Siempre da ánimos.

Besotes.

ion-laos dijo...

Yo también en el verano soñé que una sombra se metía en mi cuerpo. En el sueño, cogí la amatista y le decía a aquella cosa y haciendo el ademán de pegarle: ¡ toma amatista, toma amatista! pero era a nada, porque aquello estaba dentro de mí, di porrazos hasta hartarme al aire, y aquello salió de mí, suavemente y acobardado y me desperté muy tranquila y con un dulce sabor. Y hoy llevo un día con el reloj, puafff!! Y además, ahora no se para de madrugada, sino que si me acuesto a las doce, se para a las once, asi llevo un par de días. Lo voy anotando por si me da alguna pista.

Besotes!

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ion

Haces bien en anotar lo que sucede, así podrás ir investigando y ojalá puedas hallar la respuesta que busques.

Qué sueño más desagradable tuviste, menos mal que lo solucionaste rápido y con eficacia.

Besotes.

Gema dijo...

en la vispera de todos los santos yo siempre les he puesto a mis abuelos una vela a cada uno durante toda la noche, si te soy sincera llevo años haciendolo y ni siquiera yo misma se porque...

bsitos guapa

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Gema

Supongo que será porque te apetecía o sentiste que debías hacerlo. Desde luego, poner o enviar luz, nunca está demás, ya estemos vivos o muertos ;).

Besotes.

ion-laos dijo...

Lo bueno de los sueños es que siempre salgo ganadora. Uno que se me ha repetido bastante y si que me ha angustiado ha sido el de que me ponen un bebé en los brazos y se me cae porque no tengo fuerza en ellos. La última vez que lo soñé, lo cogí del suelo, cosa que nunca había hecho en los otros sueños y me desperté mejor. Ya no se ha vuelto a repetir.

Me gustaría saber lo del reloj, pero no sé si llegará ese día, porque lo que anoto no tiene nada que ver con lo anterior. Hoy también me ha dado la tarde, y ha coincidido en que mi hijo anda algo perdido y confuso y me he enfadado con él porque no ha comido. Ahí se ha parado. Hasta que no he conseguido elevar los pensamientos y sentimientos no ha empezado a funcionar. El otro día me pasó igual, pensé yo soy el amor y se puso en marcha. En la botella de vino he puesto una marca en la etiqueta, porque me da, que siempre está al mismo nivel y para asegurarme he puesto una rayita.

Besos!

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ion

El tema del sueño del bebé no se debería repetir porque has superado la prueba en el consciente.

En cuanto a lo que cuentas del reloj, sigo pensando que se debe a tu estres y energía. Al estar nerviosa te alteras y al conectar con la luz, sientes la tranquilidad y sientes menos presión.

Prueba a relajarte y a descansar más la mente. No le das tantas vueltas a la cabeza y déjate fluír en la medida que puedas. Verás que las cosas son más fáciles y menos importantes de lo que parecen. No quiero decir que no lo sean,pero si rebajamos nuestro nivel de ansiedad, todo mejora.

Besotes.

Kasioles dijo...

Gracias mi querida amiga.
Esta entrada yo no la había leído.
Ignoro dónde podrán estar, pero de lo que si estoy convencida, es de que no se separan de mí, los llevo en el alma y van conmigo a todas partes.
Te dejo un fuerte abrazo.
Kasioles

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Kasioles

Pues si, no lo dudes, ahí están y estarán siempre que les des cabida y se que están muy a gusto contigo y con todo el amor que les das.

Besotes.

ion-laos dijo...

Esta tarde recordé que el verano pasado, en la consulta del dentista, estaba la dueña cuidando de su nieta, un bebé que no llegaba al año, se ausentó durante un momento y me dejó al cuidado de la niña, y como siempre pasa, se puso llorar. Sin dudar la cogí en brazos y me dio mucho miedo, por aquello del sueño, pero la cogí,conseguí consolarla y el miedo se me fue, asi que no creo que ese sueño se repita.

Lo del reloj puede ser por la energía que la tengo que se me sale por los poros como los toros del toril, jajajaja. Menos mal que tambien me sirve para cosas buenas. Hoy también me está dando la tarde, y como estoy pendiente, pues parado sigue. A otra cosa mariposa y que se ponga en marcha cuando menos me lo espere. Ya no le doy más vueltas, es molesto, pero bueno.

Mi obsidiana es nevada, me dio a elegir y escogi esa, que creo que es más "suave" que la negra. Me va muy bien, estoy durmiendo estupendamente.

Gracias María Eugenia, besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ion

Es posible que el sueño del bebe tenga relación con ése bebe del dentista o con una parte de tí, que aún es chiquitina y debe superar una prueba, que en el sueño superaste.

No somos conscientes del poder de la energía mental. Podemos llegar a mover objetos, cambiar la frecuencia de los relojes aunque no sean de pulsera, de los objetos eléctricos, etc. Inclusive ver aparatos que funcionan con pila, hacerlo sin ellas. Es un mundo. y cuántos más atentos, más observemos, más dedicación le estamos dando y con ello mayor energía.

Fuera obsesiones, fuera angustias, fuera miedos y tensiones. Que se apaga, ya se volverá a poner en marcha, y así. ¿Quién puede con quién? Al final es una lucha con una misma.

Otra cosa son las señales pero esas no se repiten con tanta frecuencia como a ti, sobre todo, una vez que ya te has dado cuenta de ellas.

Disfruta, déjalo correr en la medida que puedas y a ver qué pasa. Pero sin control. ;). Que vaya a lo loco.

Besotes.

ion-laos dijo...

Pues sí, mejor dejo de apuntarlo todo para saber la causa, y lo dejo ir.

No, lo del sueño ya venía repitiendose de antes, nada que ver con el bebe del dentista, bueno, tuvo que ver para superar yo la prueba.

Besotes.

ion-laos dijo...

Pero también puede ser de manera inconsciente no? Porque cuando duermo ya me dirás...

También tengo una teoría. Verás, en el invierno me cuesta mucho dormir y en el verano soy una marmota. Bien, mi teoria es, que las neuronas se mueven por impulsos eléctricos todas al mismo compás, cuando hay un fallo de esos impulsos y chocan entre ellas, se produce una enfermedad neuronal, la epilepsia, por ejemplo. Entonces, yo en el invierno, mis neuronas van más deprisa porque en el ambiente hay mucha carga de energía, mientras que en el verano van más despacio, porque el clima es más suave y esa carga baja y mis neuronas, por tanto, van más despacio y me encuentro más relajada y me produce sueño. Teoria, que mi médico da por válida, voy poco, pero cuando voy, le hago el tercer grado, jajajaja.

Besos!

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ion

Si, es una teoría válida, ¿por qué no? Estamos hablando de la energía de las neuronas que es eléctrica. Y todo está relacionado.

Lo único que te aconsejo es que no le des más vueltas de lo necesario, o dicho de manera coloquial, no te comas el coco. ;) Eso no quita para que desde la tranquilidad y la calma, observes lo que pasa. Se trata de encontrar el término medio y en este caso, ver qué pasa.

Besotes.

ion-laos dijo...

Sí, eso haré, que en un momento me he llenado la mochila más de lo necesario, y de lo que se trata es de disfrutar.

Gracias! Besotes!

MEN dijo...

Siempre crei que no podian estar alli donde estan sus restos. Que eso solo es un simbolo de recuerdo para decirles que respetamos sus gustos. Pero no seria justo que solo pudieran estar alli donde quedan sus restos, porque si no estarian solos la mayor parte del año.Por suerte no se lo que es tener la necesidad de ir al sitio del ultimo adios, por eso no puedo opimar del porque todo el mundo lo hace.Un bessito

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ion

Todos llevamos la mochila demasiado cargada ;). Con algo más de relajación y mandar a la mente de vacaciones por un tiempo, te ayudará a poder respirar con más tranquilidad. Eso espero :D.

Ah, si, que se me ha olvidado responderte antes. Si, la obsidiana nevada es más suave que la negra. Al final son las piedras las que nos eligen ;). Seguro que es la que necesitas.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Men

Bueno cada uno hace lo que cree que es lo mejor y lo que le han enseñado. Me parece genial que la gente vaya a los cementerios o a donde dejó las cenizas. Lo único que quiero recordar es que ellos, los seres que han muerto, no están allí siempre, sólo cuando vamos nosotros a verles.

Besotes.

MIGUEL dijo...

Buenos días:
Antes de nada pido disculpas por extenderme tanto.
El 3 de agosto, Alfonso quien fue mi pareja durante 12 años se suicidó.
Padecía sindrome bípolar, lo quería mucho y durante toda nuestra relación le ayude e hice todo cuanto pude por él, hasta que nom pude más. Lo dejé hace un año y medio. En aquel momento se intentó suicidar y tras un mes hozpitalizado se fue a casa de sus padres. Estaba sin trabajo, su enfermedad le estaba creando muchos problemas, se sentía muy y aprovechando la partida de sus padres de vacaciones se quitó de en medio. No lo encotramos hasta cuatro días después y en condiciones de conservación horribles.
Ese día le estuve llamando por teléfono en reitaradas ocasiones sin contestar. Eso me produjo angustia y pasó una cosa muy extraña, nuestro perro Duarte a eso de las 20:15 empezó a llorar desde otra habtiación, me dirigí hasta ahí y me lo encontré mirando una caja donde gardaba viejos jueguetes con los Alfono había jugado muchas veces con él.
Abrí la caja y cogió un muñequito, con el que más jugana. Se lo llevó en la boca y sin dejar de llorar hasta llegar al dormitorio. Ahí sentí una pinchazo en mi corazón, llamé a su hermana le dije que no me cofía el telénfono y casualidades de la vida, en ese momento estaba yendo a casa de sus padres, los vecinos habían avisado de un fuerte olor que salía de la casa. A los 5 minutos me llamó, estaba muerto.
En ese momento que fallaron las fuerzas y me derumbe. Nunca olvidarè ese momento, fue terrible.
Estos tres meses han sido tremendo pero me atrevo a decir que he experimentado un procesod de crecimiento personal. He retomado la vida esperitual que tan abandonada tenía, he leído mucho sobre los ECM, el más allá y la vida y la muerte y después de todo sé que él está. No sé si bien o mal, pero que está.
Pues bien y ya termino. Ayer domingo estando en casa, Duarte volvió a llorar desde aquella habitación, me acerque allí y me lo encontré mirando la caja, la abrí y volvió a coger el mismo muñeco. Se ´pasó toda la tarde lloriqueando con su muñequito al lado. Me dejó muy triste y con muchas dudas en mi cabeza.

Gracias por escucharme.

MIGUEL dijo...

Digamos que lo que sentí el día en que lo encontramos muerto, fue una premonición, cuando llamé a su hermana y me dijo que hacía tres días qur no hablaba con él, no me hizo falta saber más.
Es posible que ese excepcional acto de mi perro de ir a la caja de juguetes aquel 3 de agosto y que se repitió ayer estén relacionados? Quizás Alfonso me quiere decir algo? Ciertamente ayer cuando pasó esto, se me helo la sangre en las venas.

AZAHARA dijo...

Jeje, ay María Eugenia, me gusta saber que está conmigo, pero no sé si soportaría verla o me daría un síncope del susto, a eso me refería con miedo. Creo que no estoy preparada para algo así. :) Es el miedo a lo desconocido, a algo que tendríamos que tener ya superado y que los seres humanos no acabamos de aceptar.
Poco a poco... :)

Un besito guapa!

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Miguel

Lo primero, siento mucho la pérdida de Alfonso. Si una muerte es dura de por sí, cuando es por suicidio, el dolro es mayor porque pensamos que podíamos haberlo evitado, aunque cuando no sea verdad.

Lo que cuentas de tu perro, es cierto. Su sensibilidad es mayor a la de los humanos y perciben mucho más que nosotros.

Te sigo leyendo y respondiendo al otro comentario ....

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola de nuevo Miguel

Seguramente si estén relacionado los dos hechos. Posiblemente Duarte sintió de nuevo a Alfonso.

Si ves que en algún momento Duarte labra hacia un punto donde "no hay nadie", es que posiblemente Alfonso se encuentre ahí.

Fíate de Duarte, al verle sabrás si sólo está triste, contento o le ve a Alfonso.

No se lo que querrá decirte Alfonso. Puedes pedirle una señal o que te lo comente a través de los sueños.

Mil gracias por comentar tu experiencia con todos y por supuesto no te has extendido demasiado. Al revés, me parece que ha sido corto dado todo lo que había que contar.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Azahara

Es normal lo que comentas. No te preocupes, ajajajaja. Si en algún momento le sintieras o vieras, no tendrías miedo. Sería todo muy natural. Además les vemos o se presentan cuando estamos preparados para verles. No temas, que no se presentará nadie sin estar invitado ;).

Besotes.

AZAHARA dijo...

Me has dejado más tranquila. ;)
Un besito!

MIGUEL dijo...

Gracias por tu respuesta.
Francamente, no sé si me genera más inquietud no tener noticias de Alfonso o descubrir que está vagando por la casa.
Desde que se suicidó he adoptado el ritual de rezarle todos los días unos Padres Nuestros y unas Aves Marías. Mis creencias cristinas son más educacionales que por convicción pero no sé rezar otra cosa.
En cualquier caso esas oraciones se las envíe en el deseo de que le lleguen en forma de luz, amor y energía como quien envía un hato de comida casera a un familiar encarcelado.
Desde lo más profundo de mi corazón deseo que por fin haya encontrado la felicidad, la paz, la serenidad y el Amor.
Internet puede llegar a ser una gran herramienta de información y también de lo contrario.
En muy mal lugar dejan los pronosticadores del más allá a los pobres suicidas. En el mejor de los casos un limbo gris de tristeza y soledad es lo que les espera. Algún canalla va más lejos y les pronostica un infierno donde se ahogan en amplificadas angustias, las mismas de las que intentaron huir en vida.
Que tremenda imprudencia afirmar de manera categórica cosas que nadie ha visto y publicarlas en la red, donde los supervivientes, familiares de los suicidas, buscan con avidez respuestas a sus amargas inquietudes que les regalen cierta paz y doten de sentido a la tragedia vivida.
Que enorme injusticia asegurar que una persona que ha padecido sufrimientos y tormentos en vida hasta decidir que quitarse la vida es la única salida a su tragedia personal, debe pagar con el infierno ese supuesto acto de cobardía que es el suicidio. Que tremenda majadería salida de la boca de quien no saber lo que es sentir tu pecho ahogado en angustia.
Yo he decidido creer que Alfonso está bien, es feliz, vive en la casa de todos, de dónde venimos y donde siempre estuvimos. Ha despertado a la vida real, aquella donde todo es nítido y donde nada nos es extraño, aquella de donde partimos en su día para vivir en un cuerpo físico experiencias emocionales que nos permitieran crecer. Con qué finalidad? Lo desconozco.
Pienso que el más allá es el mundo verdadero. La vida en la tierra es como en la película Matrix, un programa virtual donde nuestras mentes dentro de un cuerpo físico, olvidando de donde vienen, creen vivir una realidad que no es sino una ensoñación . . . la vida en la tierra.
En fin, deseo creer esto pues la alternativa es pensar que Alfonso no existe o que se ahoga en las profundidades de su propio infierno.
A veces cuanto rezo le pido que mande una señal clara, evidente y hermosa. Pero a la vez empiezo a imaginar cosas y me embarga el temor y si Alfonso se me presenta encarnado en el pasillo de casa? Con perdón, me cago pata abajo.
Actualmente vivo una relación con otra persona. Javier se ha venido a vivir a mi casa, esa casa donde Alfonso vivió 12 años, donde fue feliz pero también muy desgraciado, donde sufrió largos periodos de exilio debido a su depresión. A veces pienso que mi casa destila angustia aunque también se vivieron momentos muy felices y me preocupa que Javier perciba todo esto.
Es duro competir con el exnovio de tu pareja pero lo es más si este es un muerto.
En fin, creo que me encuentro inmerso en un proceso de aprendizaje que no sé dónde me llevará. La muerte de Alfonso debe servir para algo, para crecer como ser humano y para confirmar que el amor y su cultivo es el principal motivo de nuestra experiencia Matrix.
Un abrazo

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Azahara

Me alegro que haya sido así :D. Y cualquier duda que tengas, si te puedo ayudar ya sabes dónde estoy.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Miguel

Tienes mucha razón, mucha gente habla de los suicidas y los arrincona en lo más oscuro; pero no es así.

Sólo puedo hablar desde mi experiencia, te aseguro que he visto ninguna diferencia ni en el tránsito, ni en el lugar que ocupan tras su muerte, entre las personas que se han suicidado que y las que han muerto de otra forma, es exactamente igual. No hay diferencia, las ponemos nosotros.

No se si has leído algunas de las entradas del blog. También hablo del suicidio y cuanto lo que me ha pasado con personas que se han suicidado.

El rezar, enviar luz y amor, es fantástico. No importa si eres creyente o no. En este caso, envías tu amor que nace del corazón y llega a Alfonso. Es la intención de amor lo que ayuda.

Si ves que la casa está más triste puedes limpiarla poniendo unos inciendos ricos, mejor si son de ruda o romero, pero lo que encuentres estará bien.

Puedes visualizar la casa llena de luz dorada, llena de amor, de tranquilidad y paz. Tampoco te agobies mucho por eso. Déjate llevar y encontrarás la manera de hacerlo.

También puede ser que tu pareja note tu dolor. No se trata de competir, pero si ha muerto una persona a la que amabas y el duelo lleva un tiempo. No corras, siente y libérate poco a poco.

Somos amor, y por supuesto, volveremos a casa para volver a nacer aquí para seguir aprendiendo y evolucionando.

Si por casualidad te encuentras con Alfonso, te aseguro que la sensación no será de miedo, será de paz y alegría. Eso si, cuando luego pienses lo que ha pasado, es cuando dirás ufffffff.

Y te digo lo mismo que Azahara, nadie se presenta sin ser invitado. Ellos saben cuando estamos preparados para sentirles y verles. Si nos da miedo, podemos pedirles que lo hagan a través del astral, de los sueños.

Es mucha la carga que hay en tu corazón, espero que poco a poco, puedas ir sintiéndote mejor.

Besotes.

MIGUEL dijo...

Muchas gracias Mª Eugenia por aportar una visìón más digna y justa sobre el devenir de las almas de estos difutnos , tomo nota de lo del incieso y ojala llegue el momento en que mi corazón se sienta liberado de la angustia y la pena que lo oprime.

Un abrazo fuerte.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Miguel

No se si es más justa, cuento lo que conozco de primera mano y se que no hay diferencias. En torno a la muerte hay mucho oscurantismo, mucho miedo, cuando debería haber mucha luz y amor.

Si vas a la sección de etiquetas y buscas suicidio encontrarás más información sobre éste tema.

Me alegro que vayamos en la misma dirección.

Besotes.

Anónimo dijo...

hola soy claudia
es tercera vez k lo leo me encanta , ya habia escrito antes mi papa ya es un mes de su partida, me gustasaber y sentir q el esta kon.nosotros komo familia nos dej tan tranquilos

recuerdo cuando lo lei x primera vez no aguante mas y le conte enseguida a mi mama y mi hermano para k ellos sientieran lo k yo y en realidd no pasaron muchos dias y un conocido de la familia nos conto que nos vio con mi papa en misa despues de su muerte.

asi k muchas gracias solo espero poder seguir leyendo es bello y deja.una paz interior k me encantaria compartirla con tanta gnt k la necesita.
un abrazo y muchas gracias

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Claudia

Gracias a ti por tus palabras, Claudia.

Me alegro que te sirva y te ayude el leer el blog.

Y sobre todo, me alegro que un conocido de vuestro padre le viera bien y luminoso; y os lo contara. Eso si que es bonito.

Pásate cuando quieras, las veces que quieras. Estás en tu casa.

Besotes.

omara dijo...

hola Maria Eugenia,te quiero preguntar algo acerca de estas visitas que tambien creo no son necesarias o talvez lo sean en situaciones especiales,a mi esposo lo asesinaron recientemente fue muy violento e inesperado, y en el lugar pusieron una cruz y sembraron una plantita y esas cosas,eso fue en agosto y hasta ahora yo no he acudido al lugar, por miedo, coraje y otros sentimientos,donde lo mataron es el mismo lugar donde pasabamos tiempo juntos y lo que yo quiero saber es si tengo que ir a dejarle algo o a llorar o mas bien si el esta esperando que yo vaya para cerrar algo y pueda estar en paz,yo siento que si, pero nose,algunas veces cuando paso por ahi de lejos y veo su cruz,siento que esta parado esperandome,pero no me animo a ir,me da mucha tristeza,tu que me aconsejas,gracias que linda eres

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Omara

En teoría no es necesario que acudas al lugar, porque los muertos no suelen estar allí.

Pero si sientes que debes ir y hacer algo, como poner una vela, o simplemente despedirte de él desde allí, hazlo.

También puedes hacer lo mismo desde casa. Es decir, hablarle a él y decirle lo que sientes y encender una vela o poner una planta, o escribirle un carta, o poner una foto. Todo es válido si sale desde el corazón y es amor.

Besotes.

omara dijo...

Maria Eugenia, estudiando este blog,me surgieron algunas dudas,como es eso de que cuando mueren se despiden para ir a otro plano a hacer su trabajo, pero siguen estando aqui..entonces quiere decir que mi marido se esta despidiendo de mi para pasar a otro plano o evolucion, y cuando este bien instalado regresara a verme devez en cuando y ayudar a nuestros hijos..que alegria pense que al irse jamas volveria a saber de el.me tranquiliza saber que siempre estaremos en contacto.te mando bendiciones!