lunes, 2 de diciembre de 2013

Navidades sin nuestros seres queridos fallecidos

Hace unos días, Sara me pidió que hablara sobre cómo podemos vivir la Navidad cuando se ha perdido un ser querido.

La muerte de un ser querido siempre deja huella, cicatrices y heridas, independientemente de la época del año en la que estemos. Existen fechas más complicadas, en las que los recuerdos, las emociones y sentimientos se agolpan y estrujan al corazón. Todos las conocemos, aniversarios, cumpleaños, vacaciones, Navidades...

No hay una regla que diga cómo tenemos que vivir estos días tan especiales. Afrontar estas fechas va a depender mucho de nuestro estado de ánimo, de cómo estemos llevando el duelo, del apego que sintamos hacia nuestros seres queridos; y también, de la personalidad y carácter que tenía nuestro familiar. Por ejemplo, si era una persona divertida que contaba chistes o historias, al recordarlo seguro que sonreímos.

Nuestros seres queridos están en otro plano, en el que el amor lo es todo. Los sentimientos y emociones están vinculadas al amor, a la tranquilidad, a la paz y la calma. Ellos no viven como nosotros los sentimientos a flor de piel. Simplemente, aman y comprenden. Es mucho más sencillo para ellos que para nosotros. No se enfadan si colocamos o no un plato en su sitio en la mesa de Navidad, ni si lloramos o reímos recordando su ausencia. Ellos cantaran si cantamos, reirán si reímos, y nos consolaran cuando lloremos.

Vivir la Navidad sin la presencia de nuestros seres queridos puede ser duro. Podemos hacerles un pequeño homenaje y recordar su alegría, su risa, su presencia si pensamos en ellos, en cómo la vivían, en cómo disfrutaban de ella. Eso no significa que no lloremos o nos duela. No hay que forzar nada, ni tampoco disimular por los demás. Cada uno de nosotros vive la muerte de sus seres queridos de manera distinta. Ninguna es mejor o peor, es diferente. Algunos prefieren no hablar de ello, porque les duele; otros en cambio, necesitan hacerlo, porque necesitan sacar su dolor.

Podemos vivir la Navidad, recordándoles, sintiéndoles, hablándoles desde el corazón. Quién le apetezca puede encender una vela, poner un disco que les gustara, escuchar su canción o villancico preferido. También podemos estar en silencio, poner una foto suya que nos guste, llevar su jersey favorito. Todo ello es por y para nosotros. Ellos no lo necesitan; saben que les llevamos en el corazón, que están en nosotros, en nuestros pensamientos, no necesitan nada más que eso. Saberse amados y queridos.

No debemos olvidar que la vida sigue, que tenemos un camino que continuar aquí en la tierra a pesar de su marcha y que ellos, nuestros seres queridos, quieren y desean vernos felices. Nos ayudan con su amor a que lo consigamos, velando y cuidando de nosotros. Son amor, son luz y si abrimos el corazón sentiremos con fuerza su presencia a nuestro lado.


La imagen está tomada de internet y desconozco quién es su autor.

34 comentarios:

Miguel dijo...

Ante estas palabras de amor y consuelo sólo puedo decir, bravo.
Muchas gracias por seguir pensando siempre en los demás y dándonos esas palabras de aliento para sosegar nuestra pena.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Miguel

Voy a ponerme roja como un tomate.

Gracias a ti por tus amables palabras.

Besotes.

Sara dijo...

Gracias Maria Eugenia. Tus palabras me llenan de luz y amor.
Gracias por estar con todos nosotros.

Adriana Alba dijo...

Gracias M. Eugenia, tus textos siempre irradian paz y sabiduría.
Me quedo con éste fragmento

...Nuestros seres queridos están en otro plano, en el que el amor lo es todo. Los sentimientos y emociones están vinculadas al amor, a la tranquilidad, a la paz y la calma...

Un abrazo muy grande.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Sara

Me alegro que te haya gustado. :D.

Mil gracias a ti, por pedírmelo y recordármelo.

Besotes, guapa.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Adriana

Has elegido un fragmento muy bonito.

Muchas gracias por tus amables palabras. :D.

Besotes.

violeta dijo...

Te leo hace tiempo, te busco, nunca he comentado, pero hoy no quiero dejar de hacerlo para darte las gracias. Ha sido precioso, lo necesitaba muchísimo.
Ojalá te llegue todo mi cariño

AMBAR dijo...

Hola María Eugenia.
Hermoso recordar y recibir ese sentimiento, en el que como un soplo de brisa a veces nos parece sentir sus caricias, solo con pensar en ellos es suficiente para que ellos nos reciban, para nosotros es más complicado recibir, notar y apreciar su amor y compañía, hay fechas especiales, pero todos los días estamos en contacto, nos demos cuenta o no.
Gracias María Eugenia, por tus bellas palabras que son una ventana abierta, de un lado, al otro.
Un abrazo.
Ambar

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Violeta

Qué bien que te hayas animado a comentar, así te conozco :D.

Me alegro que hayas encontrado en la entrada lo que buscabas y necesitabas.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ambar

Siempre estamos en contacto con ellos. No sólo con el pensamiento, también a través del corazón.

Nunca nos dejan sólos, seguimos unidos a pesar de estar en dos planos distintos. Eso es amor :D.

Besotes.

Mangeles dijo...

Gracias por tus palabra Mª Eugenia, sin duda son de gran consuelo en estas fechas. Yo es la primera navidad que paso sin mi chiquitín, y cada día le echo mas de menos. Aunque se que esta bien y es feliz, pero es inevitable echarle de menos..
Yo tambien te felicito por tus palabras y por la gran labor que realizas con esta pagina, abriendo esperanzas a muchas personas que vivimos momentos duros por la perdida de seres queridos.
Muchas gracais por todo!!

sol dijo...

Mi niña, así me llamaba mi padre, mi papá, cuando quería consolarme o darme fuerza,a pesar de los años que tengo y decía que seguiría siendo su niña aunque fuera vieja . El día de Navidad, el maldito día de Navidad, hará un año que se marchó de golpe sin darme tiempo ni a decirle cuanto le quería.Llegué cuando estaban intentando reanimarle y se lo dije..pero no creo que me oyera ya. Mi hijo me dice que seguro que sí me oyó, pero estoy segura de que lo dice para consolarme. No puedo superarlo y tengo la sensación de que Navidad ya nunca querrá decir para mí, nada más que..cuando me quedé sin mi papá.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Mangeles

Es normal que eches de menos a tu niño. Y te acordarás de él, todos los días de tu vida. La gran diferencia es que con el tiempo, será menos doloroso.

Muchas gracias por tus amables palabras.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Sol

Hazle caso a tu hijo. Es cierto lo que te comentó. El oído es lo último que se pierde y escuchamos todo lo que dicen aunque estemos muertos.

Seguro que a tu padre le llegó todo lo que dijiste, no sólo lo escuchó, sino que lo sintió.

Besotes.

Carmen Rosa dijo...

Hola MARÍA EUGENIA
Gracias por tu post tan tranquilizador, siempre cuando nos sintamos nostálgicos por un ser querido que se fue, es necesario recordar tus palabras que son tan alentadoras. Sobretodo caen tan bien por estas fechas sabiendo que todo está bien para ellos.
Un beso

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Carmen Rosa

Lo mejor es que siempre está bien para ellos, sea la fecha que sea. Somos nosotros los que lo pasamos peor.

Mil gracias por tu cariñosas palabras. :D.

Besotes.

Sol dijo...

Muchas gracias María Eugenia.Tus palabras me dan al menos cierta serenidad, que la verdad, me cuesta mucho encontrar.
Un beso y todo mi agradecimiento por contestarme y por lo que me has transmitido.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Sol

De nada. Gracias a ti. :D.

Besotes.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Querida María Eugenia, si te pudiera contar todo lo que me ha pasado...espero poder superarlo.El día 4 fue mi cumple y espere que sonara el teléfono como todos años anteriores...se quedo la pena en el corazón,quizás con la navidad se acrecienta mas la tristeza,perdoname por cargarte con mis cosas,espero estes bien ,un abrazo fuerte.J.R.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, José Ramón

No tengo nada que perdonar y si que agradecer, pues has compartido con todos tus sentimientos.

Un abrazo muy fuerte.

Besotes.

Mangeles dijo...

Solo unas palabras para desearte a ti Mª Eugenia y a todos los lectores de esta pagina que paséis unas Navidades llenas de AMOR, y que el nuevo año os traiga los mejor, que ante todo nos siga uniendo el amor por los demás, y que haya PAZ.. Por lo demás no digo Feliz Navidad, porque se que la felicidad esta lejos de lo que sentimos los que no tenemos a nuestros seres queridos con nosotros..

También te quería preguntar Mª Eugenia, si crees que nuestros seres queridos están con nosotros en estas fechas??.. Imagino que en el otro lado lo vivirán de una forma diferente.. ojala pudiésemos conocer algo mas del lugar donde ellos están

Un abrazo muy fuerte.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Mangeles

Los seres queridos siempre están a nuestro lado, sean las fechas que sean :D.

Besotes.

P.D. Feliz Navidad también para ti. :D.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Cuando nos aflojemos y dejemos de lado todo lo innecesario sabremos vivir en lo invisible y lo visible con inmensa alegría.



Un abrazo.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola a los dos

Lo conseguiremos. Estamos en ello :D.

Besotes.

ion-laos dijo...

La fuerza de la mente es poderosa, si pensaramos que es un día como otro cualquiera, igual nos encontraríamos mejor, pero claro, somos un mundo.

Se me ha roto el ordenador, me han cambiado la placa y lo tengo todo descolocado, voy regresando poco a poco, es lo que tiene ser una negada para estas cosas.

Besotes!

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ion

No sólo la de la mente, que desde luego lo es, también la del corazón ;).

Vaya faena. Me pasó una vez y tuve que comprar otro ordenador. Me alegro que ya lo hayas solucionado.

Besotes.

Anónimo dijo...

Hola maria eugenia me llamo anna y quisiera felicitarte por tu blog. Queria comentarte que yo antes era muy intuitiva incluso presencie algunos fenomenos que todavia no me explico después de muchos años ( sentir presencias, ver desplazarse cosas...) pero de golpe deje de sentir y ver nada. ¿Sabes cual podria ser la explicación? Precisamente despues de que ocurriera todo murió una de mis mejores amigas

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Anna

Desconozco cuál es la razón por la que has dejado de ver lo que veías. Seguramente se deberá a algún bloqueo o miedo que tengas y no con la muerte de tu amiga, pues es posterior.

Besotes.

Maar dijo...

hola, y antes que nada gracias, no sabes lo mucho que conforta leer tus palabras. Se acerca la navidad, y este sentimiento de falta también, no fue un año facil para mi familia y para mi,perdimos a una persona que era la que nos daba alegria, mi padre, y lo extrañamos mucho. Tenemos una vecina que es medium y dice que lo siente, y que está triste, por nosotros, y me deja muy mal eso, no quisiera que estuviera asi, intentaba buscar una forma de comunicarme con el para decirle que lo extrañamos si, que lo amamos muchisimo y que nunca lo olvidaremos, pero que queremos que descanse en paz, que busque la luz, que no se sienta triste. y fue en esta busca que llegué a tus textos, de verdad son hermosos,sé que no nos conocemos y debemos vivir muy lejos, soy de uruguay, pero de verdad gracias.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Maar

Si tu vecina se ha puesto en comunicación con tu padre, y éste le ha dicho lo que comentas, te sugiero que le envíes luz y amor. Puedes encontrar la entrada en la que explico cómo hacerlo en el blog.

Otra opción sería decirle a él, desde el corazón, lo mismo que has escrito aquí.

Muchas gracias por tus palabras. Y Feliz Navidad.

Besotes.

Ross dijo...

Hola vi tu blog y me identifico con el y más con este tema. Hace algunos meses perdí a mi abuela, la persona más importante de mi vida y de mi historia. Esta será mi primera Navidad sin ella de solo pensarlo se me arruga el corazón. Mi abuela y yo teníamos una coneccion increíble. Éramos muy unida, yo nunca conocí un amor tan puro e incondicional como el de ella, junto a ella no tenía preocupación de nada, no le temía a nada y sentía una paz única. Creo que no se explica con palabras.

El día de su muerte sentí una gran necesidad de ir a la playa, le pedí a mi esposo que fuéramos. Alla mientras miraba fijamente el mar mi esposo me pregunta en que piensas? Le digo estaba recordando a mama cuando en el verano la lleve a la playa, (hacia dos años me mude de país para estar junto a mi esposo) recordaba sus risas, lo feliz que estaba en ese momento, le dije a mi esposo que nuca la había visto ser tan feliz, ella misma decía gracias padre ya me puedo morir. Cerraba mis ojos y podía escuchar sus carcajadas fue un momento el cual la sentí muy cerca de mi.

Poco después de llegar a casa recibí la llamada que me decían de su muerte. Pienso que justo cuando yo la recordaba ella moría y que esa fue su forma de decirme así quiero que me recuerdes, en ese momento cuando fuimos tan felices juntas.

Todos los días sueño con ella, algunos sueños muy reales, pero en mis sueños ella está viva y haciendo las cosas que antes hacia.

Se que ella aún está muy cerca de mi, pero el pensar que ya no esta físicamente me hace extrañarla tanto y más en este mes tan significativo.

Gracias por estar aquí para leerme.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Ross

También pienso lo mismo que tú, que ella se despidió de ti, mientras mirabas al mar. Y lo que sentiste era real.

Muchas gracias por compartir tu experiencia. Y es normal que le extrañes, no sólo en estas fechas, sino todos los días.

Besotes.

Anónimo dijo...

Hola María Eugenia gracias por tu tiempo a escribir cosas tan lindas...Muchos creemos solo creemos (dado que no estamos seguro) que ellos están mejor y todas las cosas que indicas. Pero mi duda es ¿como es que estas tan segura de que es así?... en lo personal solo lo creo y espero (hay veces aflora la incertidumbre) dado que o sino sería muy duro continuar.. Te mando un abrazo y espero no ofenderte con mi pregunta.
Flavia

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Flavia

No soy quién para convencer a nadie sobre nada, y menos en estos temas. Hablo de lo que se, vivo y conozco.

Y no, no me ofendes, para nada.

Besotes.